4 Primeros Signos Del Autismo En Bebés Que Todo Padre Debe Conocer - Si sospechas que tu hijo pueda sufrir autismo, DEBES leer éste artículo, es de vital importancia tratarlo a tiempo. Es importante que seáis conscientes de los signos tempranos de autismo en vuestros niños. La detección temprana es importante para que se pueda intervenir a tiempo y podáis solicitar asesoramiento y ayuda de expertos y organizaciones de autismo. Los bebés que se cree que puedan tener autismo, deben ser observados y revisados por los pediatras o expertos del autismo.

Aquí están los 4 primeros signos de autismo en los niños que TODOS debéis conocer:

Interacción inusual con otros

Este es el más común de todos los signos tempranos de autismo en niños. El autismo afecta el desarrollo social de una persona. Por lo tanto, los niños con autismo tienen una forma inusual de conectar con los demás. Al llegar a los 6 meses, los bebés no autistas ya pueden interactuar con los demás. Este es el período en el que empiezan a sonreir, señalar los objetos que les interesan, balbucear y mirar a los ojos. Por otro lado, los niños autistas no sonrien mucho, y sus gestos y expresiones faciales son inusuales, la mirada de los niños autistas tiende a ser breve y por el rabillo del ojo. Ellos tampoco quieren que les abracen ni sus propios padres, y prefieren estar solos que con otros niños.

Tener comportamientos repetitivos

Las personas autistas tienen dificultades para adaptarse a los cambios, les gusta hacer siempre las cosas de la misma manera y comer el mismo tipo de alimentos durante un largo período de tiempo. También desarrollan una fascinación sobre un solo objeto o juguete, además de que tienen extraños movimientos repetitivos. Les gusta golpear su cabeza y mecer su cuerpo y sus manos. Algunos de estos movimientos pueden causarles autolesiones.

La falta de interés en su entorno

Varios estudios realizados mostraron que los bebés con autismo reaccionan de manera diferente cuando se enfrentan a determinadas situaciones. Cuando se les enseña un juguete, muestran menos entusiasmo y menos ganas de tenerlo que los bebés no autistas, lo que hacen es miran el juguete de modo diferente. Otros signos incluyen no responder a su nombre y no reaccionar a los sonidos ambientales, razón por la que el autismo se asocia a veces con el trastorno de la audición.

Estado de ánimo muy irritable

Los niños con autismo a menudo tienen dificultades para controlar sus emociones, lloran y se irritan mucho. A pesar de no mostrar interés en su entorno, hay momentos en los que fácilmente se irritan por un sonido, aún si sus padres están abrazados ellos o incluso si están jugando.

Si observas la mayor parte de éstos signos tempranos de autismo en tu hijo, lo mejor es que consultes a un pediatra o un especialista inmediatamente. Los efectos del autismo pueden ser minimizados mediante la adopción de programas de intervención temprana.



Como padre de una niña autista,
he comprendido que es necesario ponerse en el lugar de tu hijo para saber lo que necesita. Por suerte nuestra hija hoy en día ha logrado curarse gracias a un tratamiento que hemos seguido durante aproximadamente un mes. Éste tratamiento es obra del Dr Alejandro Merino, al que tanto le debemos...

Ya que creo que lo que funciona ha de ser recomendado, me veo en la obligación de recomendarte el tratamiento que nos resultó: es 100% natural, SIN EFECTOS SECUNDARIOS NI MEDICAMENTOS, y está al alcance de cualquiera, probado cada día por más y más padres que continúan enviandome sus testimonios positivos a mi blog.


¡Te invito a visitar mi blog para que tú también formes parte de los padres que lo han logrado amigo/a, TODOS nos lo merecemos!

 Si deseas conocer más información y tratamientos, no dudes en visitar mi blog:

www.tratamientoparaelautismo.blogspot.com

Estoy seguro de que mi experiencia con el autismo será de ayuda para tí amigo/a.