Se trata en este artículo de la definición de la Web 2.0 y cómo estos nuevos desarrollos afectan nuestra vida diaria, y la manera en que interactuamos con otras personas. El manejo de la información es mucho más horizontal, y los usuarios se “adueñan” de los sitios y los customizan con sus preferencias.
El cambio en los hábitos culturales hacen que el uso que se le da a la internet haya mutado desde su creación. En un principio, la idea era conectar bases de datos de universidades para el intercambio de la información científica. Pero poco a poco, la humanidad toda se fue adueñando de la red de redes, y la fue adaptando a sus gustos, deseos y necesidades.

La Web 2.0 es un término que se refiere a los nuevos desarrollos tecnológicos que permiten tener sitios mucho más interactivos. La era de las páginas estáticas, cuya única misión era ser leídas por un público pasivo, mero receptor de la información ya ha pasado a la historia.

La Web 2.0 se refiere a las redes sociales, a usuarios que se adueñan de los sitios que visitan, que los customizan a sus deseos y preferencias. Mediante el uso de sus nuevas aplicaciones es posible que los usuarios interactúen entre ellos, y compartan información, como por ejemplo, las fotos de Facebook, o los documentos online de Google Docs.

En general, la Web 2.0 se caracteriza por la multiplicidad de lenguajes y códigos “Open Source”, es decir que cualquier programador puede ver y conocer y en consecuencia desarrollar nuevas aplicaciones basadas en esta tecnología común. Así, por ejemplo, cualquier programador puede desarrollar una aplicación para Facebook o Twitter. Como caso, Ben & Jerry’s, una marca de helados de los Estados Unidos, desarrolló una aplicación para Facebook en la que los usuarios pueden dar vuelta un texto, es decir que aparezca de cabeza, esto para promocionar una variedad de helados que se llama “Flipped” (dada vuelta).

Las posibilidades son infinitas. Así, la web ha ido ganando cada vez más espacio en las actividades diarias de los seres humanos, dejando amplios espacios para la diversión y el tiempo de ocio. La relación dialéctica entre quien publica un sitio, o vende un producto o servicio y el público que lo recibe, se ha igualado, pues los usuarios cada vez interactúan más, y el reparto de la información es más parejo. Ya no está todo el poder, el conocimiento y la sabiduría de un solo lado. Las personas también tienen cosas para decir, tanto o más valiosas que las “voces institucionales” de las empresas.

La tendencia es pensar a la internet como una plataforma, un entorno, donde todos interactuamos, desarrollamos aplicaciones y generamos contenidos. Pensemos en nuestro propio ordenador. Nosotros hacemos lo que queremos con las aplicaciones que tenemos instaladas. Por ejemplo, si tenemos el Officie Suite, podemos confeccionar una base de datos en Access. La Internet es igual. Ahora se disponen de poderosas tecnologías y herramientas que nos permiten trabajar remotamente, en otros servidores, y no estamos así limitados a nuestro ordenador.

Así, ya no tenemos nuestras fotos en nuestra PC, las tenemos en nuestra cuenta de Flickr, por ejemplo. Y nuestros libros ya no están en nuestra biblioteca, están en Google Books. Y nuestros amigos ya no pasan por casa a tomarse un cafecito, ahora nos reunimos todos a través de Twitter, y conversamos, y nos enteramos de cosas pequeñas y grandes, desde ejemplos como “Me voy a bañar ahora”, hasta “Mi mujer ha entrado en trabajo de parto”. Eso es la Web 2.0.

Si le ha gustado este post y quiere colocarlo en su sitio, puede hacerlo sin inconvenientes, siempre y cuando cite como fuente a www.vpa-internet.com.ar/blog

Victor Perez Acosta
Consultor en Marketing en Internet y Posicionamiento Web
Visite nuestro blog sobre Marketing en Internet