Casi siempre que se trata el tema de las adicciones se comentan las mas comunes o conocidas. Legales: alcohol, tabaco. Ilegales: marihuana cocaína morfina crack, es decir son aquellas de las que normalmente se ocupan las campañas antidrogas. casi siempre olvidamos mencionar a "Los Fármacos".  En el grupo de los fármacos se pueden encontrar: Opiáceos, sedantes, hipnóticos o ansiolíticos.
El hecho que sean legales y que puedan ser prescritos por médicos no los hace menos peligrosos.
Si bien son prescritos por médicos por sus propiedades terapéuticas, en las personas que tienen la predisposición a crear adicciones es un peligro que se las prescriban. Si has desarrollado algún tipo de adicción o has tenido una etapa de abuso de cualquier sustancia, tu médico debería estar informado para prescribirte lo adecuado.
Es muy probable que si acudes a tu médico para que te prescriba la misma sustancia con más frecuencia este se niegue a hacerlo o te recomiende que acudas a un especialista en tratamiento de adiciones
Como son sustancias controladas (las farmacias exigen la receta) se ha creado un mercado negro para obtener dichos fármacos. Al ser este mercado negro ilegal están los consumidores expuestos al mismo submundo delincuencial de las drogas ilegales.
Los fármacos (al igual que cualquier sustancia psicoactiva) pueden crear tolerancia es decir si consumes ansiolíticos lo más probable es que para lograr el mismo efecto tengas que aumentar la dosis y terminar abusando de la sustancia o creando una adicción.
Una vez que te conviertes en dependiente de la sustancia, se instala la obsesión (idea de consumir) y la compulsión (no poder dejar de consumir).
El síndrome de abstinencia en los fármacos es grave. Se presenta con insomnio, temblores, agitación extrema, falta de concentración, delirios, presión alta y en algunos casos convulsiones.

 Asesoría Terapéutica
Ronny Schmatz Wolff
www.asesoriaterapeutica.com