Un resumen de las principales y más importantes aerolíneas del mundo. Estadísticas numéricas de American Airlines, United Airlines, Southwest, British Airways, Air France, Ryanair, Japan Airlines y Cathay Pacific.

Por: José Luis Vázquez

United Airlines

Con sede en Estados Unidos, la principal subsidiaria del holding UAL, era la aerolínea más importante del mundo en 2001 en términos de millas pasajeros generadores de ingreso.

Los empleados controlaban el 55 por ciento de las acciones –que se cotizaban en bolsa–, lo que la convertía en una de las compañías más grandes del mundo de propiedad de sus propios empleados. United transportaba pasajeros y carga a más de 130 destinos en 28 países con sus 670 aviones.

Tenía acuerdos de código compartido con un grupo de aerolíneas, que incluían a Lufthansa y a otros miembros de Star Alliance. Esto le permitía compartir los ingresos, la emisión y compra de pasajes. UAL también poseía United Shuttle, una aerolínea de descuentos que competía con Southwest Airlines y otras en el oeste de Estados Unidos.

Se propuso comprar a la rival US Airways en 2000 pero el negocio fue suspendido después que los reguladores antimonopolio de Estados Unidos se movilizaron para bloquearlo.


American Airlines

American Airlines era la principal subsidiaria de la compañía holding AMR, que cotizaba en la Bolsa de Valores de Nueva York. Era también la propietaria de la aerolínea regional American Eagle. En 2001, American era la segunda aerolínea más grande en Estados Unidos por millas pasajeros generadores de ingreso.

Su flota de alrededor de 700 aviones volaba a aproximadamente unos 170 destinos (incluyendo los cubiertos por los socios de acuerdos de código compartido) en el Caribe, Asia del Pacífico, Europa y América. Era un líder de Oneworld, una importante alianza que incluía a British Airways, Cathay Pacific, Qantas y otras. También tenía acuerdos de código compartido con aerolíneas como China Eastern Airlines y Japan Airlines. American Airlines compró a su rival TWA, que se encontraba al borde de la quiebra, a fines de 2001.


Southwest Airlines

Soutwest, que comenzó a volar en 1971, finalmente se convirtió en la aerolínea de descuento líder en Estados Unidos. En el año 2000, ofrecía unos 2.700 vuelos diarios a más de 55 ciudades en 29 estados. Centralizaba su servicio en el oeste de Estados Unidos y también se estaba expandiendo hacia el este. Southwest tenía vuelos frecuentes punto-a-punto entre aeropuertos secundarios, más que vuelos “hub-and-spoke” a los principales aeropuertos nodo.

Cobraba tarifas simples, sin restricciones y vendía directamente a los clientes, evitando a los agentes de viaje siempre que le fuera posible. Los vuelos en sí eran de clase única sin servicio de comidas ni asignación de asientos ni transferencia de equipaje entre vuelos. Southwest usaba un tipo único de aeronave (Boeing 737) para reducir los costos de entrenamiento y mantenimiento. Tenía sus aviones en el aire muchas horas por día más que sus competidores.

Como resultado, Southwest había tenido 30 años consecutivos de rentabilidad.


British Airways

British Airways (BA), la aerolínea más grande de Europa, tenía servicio a aproximadamente 270 destinos en unos 97 países. BA fue una aerolínea estatal hasta 1987, cuando fue vendida al público a través de una oferta pública de acciones –IPO o Initial Public Offering–. BA apuntó a crear una red global, controlando un 25 por ciento de Qantas Airways de Australia y un nueve por ciento de Iberia de España.

Participaba en la alianza Oneworld con American Airlines, Cathay Pacific y Qantas. BA y American Airlines controlaban conjuntamente el 62 por ciento del mercado aeronáutico entre Estados Unidos y Heathrow (Londres), lo cual determinó que las autoridades anti-monopolio detuvieran un acuerdo de código compartido entre BA y AA. BA había sido pionera del “modelo de aerolínea virtual”, enfocándose en las operaciones de vuelo y tercerizando las restantes actividades. Sin embargo, la iniciativa se encontró con la oposición de los sindicatos, no logró reducir una fuerza de trabajo excesiva y la dejó sin otras fuentes de ingreso en las épocas de caída de la industria de la aviación.

BA tuvo pérdidas en 2000; luego de ello eliminó sus rutas no rentables, se enfocó en los clientes de negocios y vendió su participación en la aerolínea de tarifas bajas Go y la aerolínea francesa Air Liberte.


Lufthansa

Lufthansa, la aerolínea de bandera alemana, era la número dos de Europa en términos de pasajeros (después de BA) y de carga (después de FedEx). Incluyendo las conexiones en las cuales tenía acuerdos de códigos compartidos, atendía aproximadamente 340 destinos en más de 90 países con sus 370 aviones. Sus subsidiarias proveían servicio de comidas en vuelo, mantenimiento y servicios de seguros de viaje, entre otros.

Lufthansa dirigía 2.200 centros de agencias de viajes, era propietaria de una parte del Sistema Informático de Reservas Amadeus e indirectamente tenía una participación del 76 por ciento en la empresa de distribución DHL. Lufthansa era un miembro importante de Star Alliance junto con United Arilines, All Nippon Airways de Japón y otras.

Tuvo ganancias en 2000 y se encontraba expandiendo su negocio de servicio de comidas en vuelo, servicios en tierra y tecnología de la información sobre la base de un “modelo de negocio de la aviación.”


Air France

Air France, con un 56 por ciento de propiedad del gobierno francés, era la tercera aerolínea más grande de Europa. Sus 240 aviones volaban a 200 destinos en más de 90 países. Para competir con Star Alliance y Oneworld, Air France formó Sky Team con Korean Airlines y otros jugadores. Poseía un 23 por ciento de participación en Amadeus, el importante sistema informático de reservas y también había comprado participación en aerolíneas regionales europeas.

En 2001, la flota de Air France incluía una combinación de Boeings y Airbuses más cinco aviones supersónicos Concorde y aeronaves de porte mediano. Un jet Concorde de Air France se estrelló poco después de haber despegado de París en 2000, matando a la totalidad de las 109 personas que iban a bordo y a cuatro más que se encontraban en tierra.

Air France y British Airways suspendieron todos los vuelos Concorde inmediatamente, pero fueron restablecidos al año siguiente luego de extensas modificaciones a los tanques de combustible de los aviones.


Ryanair

Ryanair, con sede en Irlanda, comenzó a mediados de los años 80 como una aerolínea de bajo costo, principalmente cubriendo vuelos entre el Reino Unido e Irlanda. En 1990, remodeló su negocio imitando a Southwest Airlines.

El negocio creció luego rápidamente. La compañía comenzó sus servicios en Europa continental después que el mercado fuera desregulado. En 2000, Ryanair alcanzó un margen de ganancias de 21,4 por ciento. Hacia 2001 la aerolínea había transportado más de siete millones de pasajeros por año a 55 destinos en el Reino Unido, Italia, Francia, Dinamarca, Alemania, Noruega y Suecia y planificaba una expansión en Europa.

Ryanair volaba una flota completa de Boeing 737 y la aerolínea recibía un 65 por ciento de sus reservas de vuelo a través de Internet. Tony Ryan, el fundador, y su familia poseían un 10 por ciento de Ryanair y Michael O’Leary, Presidente Ejecutivo, poseía un siete por ciento.


Japan Airlines

La aerolínea número uno de Asia, Japan Airlines (JAL) transportaba alrededor de 39 millones de pasajeros por año a 80 destinos en 20 países, principalmente a la región de Asia Pacífico, con una flota de 175 aviones. También era propietaria de una cadena internacional de hoteles, ofrecía paquetes de viajes de turismo, transporte de carga y proporcionaba mantenimiento y servicios de asistencia en tierra.

La recesión económica crónica de Japón repercutió en JAL con números en rojo durante buena parte de los años 90. En 1998, JAL informó recortes de puestos de trabajo, reestructuró sus rutas y lanzó JAL Express, una aerolínea de costos bajos. En 2000, la desregulación de las tarifas internas causó una guerra de precios, lo cual expuso a la aerolínea a una situación más difícil. JAL era en realidad menor que su principal rival, All Nippon Airways, en el negocio de vuelos internos.

Japan Airlines, que había sido totalmente privatizada en 1987, no era miembro de ninguna alianza de aerolíneas, si bien tenía acuerdos de códigos compartidos con 19 aerolíneas incluyendo American Airlines y Air France. En 2001, también había aceptado fusionarse con Japan Air Systems, la tercera mayor aerolínea de Japón.