Este artículo forma parte de una segunda entrega del tema:Cómo construir un Estudio para Televisión, esta vez les ecribo sobre el Aire limpio y puro para respirar dentro del Estudio.
Una de las necesidades básicas más importantes para la vida humana dentro de una Edificación es el aire limpio y puro para respirar.

Dentro de un Estudio para Televisión conviven una serie de personas durante un número prolongado de horas por lo que se hace insostenible una jornada de trabajo si no tenemos una corriente interna de aire fresco. Para esto se hace necesario contar con un proyecto de Aire Acondicionado que contemple este punto.

En las ciudades, la polución proveniente de la actividad humana llena el aire de dióxido de carbono, monóxido, óxidos de nitrógeno, hollín, cenizas, polvo y olores. Por lo tanto si deseamos inyectar al Estudio para Televisión una corriente de aire limpio y puro realmente debemos contar con una serie de filtros y membranas capaces de absorber la mayoría de las impurezas.

El aire confinado por muchas horas dentro del Estudio pierde parte del oxigeno y gana rápidamente dióxido de carbono por la respiración repetida de los que allí trabajan. Se comienzan a acumular bacterias y virus. Los olores provenientes de la pintura, selladores y del mismo sudor humano se amontonan. El contenido de vapor aumenta y por ende la humedad.

El polvo y las partículas de suciedad comienzan a flotar en suspensión en el aire y este se puede volver incómodamente pesado y lento.

Es importante destacar que en la mayoría de los Estudios para Televisión se produce un excesivo calentamiento del aire por las luces de grabación por lo que se necesitan altas velocidades de reemplazamiento del aire. Sin embargo debe tenerse especial cuidado con este punto ya que una alta velocidad de aire mal manejada podría producir turbulencias incómodas para los seres humanos así como ruidos o interferencias acústicas durante el funcionamiento del Estudio.

Se debe considerar por lo tanto el diseño de la ventilación artificial del Estudio de acuerdo a las normas y al proyecto que realice un Ingeniero mecánico competente. La ventilación mecánica o artificial del Estudio para Televisión se fundamentará en la inyección de aire fresco no contaminado hacia el interior del mismo permitiendo la salida del aire viciado hacia el exterior. El secreto esta en que el Estudio para Televisión pueda ser ventilado artificialmente mediante la instalación de sistemas que permitan la renovación de la totalidad del aire con la debida frecuencia.

El sistema de ventilación artificial debe proyectarse y construirse en forma tal que las entradas de aire fresco desde el exterior estén ubicadas en lugares opuestos a los sitios por donde se expulsa el aire viciado, igualmente debe expulsarse de forma que no pueda afectar las edificaciones vecinas. Este sistema debe estar íntimamente ligado a otro y me refiero al sistema de detección de Incendios ya que al detectarse humo o fuego dentro del Estudio la inyección de aire fresco debe detenerse en forma inmediata para evitar alguna contribución a avivar las llamas.

Por efectos acústicos deben proyectarse y construirse ductos de dimensiones mayores a los sistemas tradicionales de una vivienda o sitio para oficinas. Esto con la finalidad de que la velocidad de aire no afecte la recepción acústica de los micrófonos. Paralelamente en el interior de estos grandes ductos deben incorporarse trampas de ruido que absorban la mayor parte de los ruidos provenientes del exterior y que indudablemente afectarían la operatividad del Estudio para Televisión.

En mi próximo artículo les haré llegar más información sobre mi libro: Cómo construir un Estudio para Televisión y abordaremos otro de los puntos del interesante tema sobre las necesidades básicas para la vida humana de los que trabajamos día a día dentro del Estudio para Televisión.
Ing. Anibal Revollo