Amantes obsesivos fue dedicado al amor de mi vida.
Amor oculto, amor de adultos... Amor de sueños, amor de vida, amor de desasosiegos, amor loco, amor verdadero.

Por: Alina Cañedo

Uno viene crispado de las tensiones de la casa y el trabajo,

Al tiempo que el otro viene nervioso por las mismas causas, pero sobre todo por saber que se encontrarán.

Uno es suave, fresco, oloroso

El otro manchado, desgastado por el polvo diario y siempre excitado por lo que vendrá.

El uno son ondas largas, estrechas, amplias como el mar,

Son rutas que conducen al infinito.

El otro, que viene torpe, se pierde de inmediato en el laberinto de aquél y transmite, como puede, toda la dulzura, la pasión y el amor que se pueden imaginar.

Ambos se tensan, se crispan esperando el encuentro y al final ambos salen relajados, extenuados del choque violento y dulce.

Ellos son tu cuerpo y mis manos.