áreas y Almacenamiento en Frío

Los sistemas de refrigeración son esenciales para muchos negocios, en especial a los relacionados con los alimentos. Lo cierto es que existen varios tipos de sistemas, los cuales pueden ser usados en lugares como cocinas de gran tamaño. En la actualidad, la industria del catering ha avanzado mucho, por lo que ya es posible contar con equipos diseñados para tal fin. Entre estos equipos siempre habrá unidades de refrigeración.

Lo cierto del caso, es que el almacenamiento en frío ha venido a desempeñar un papel importante, en lo relacionado con las cocinas –industriales y domésticas-. Esto puede ser algo muy obvio, pero aquí se hace una distinción entre lo que pasaba hace algunos años y lo que sucede ahora. En el pasado se sacaban los alimentos de un sistema de refrigeración y se dejaban fuera de él, por un lago periodo de tiempo. Hoy en día, en las cocinas modernas –domesticas o comerciales-, se prefiere mantener todo refrigerado hasta último minuto. Con esto se pasó de la refrigeración periférica a la centralizada.

Esta centralización no es llevada a cabo a gran escala, ya que lo que se hace en posicionar pequeñas unidades de refrigeración en estaciones especificas. Por ejemplo, en la cocina de un restaurante los langostinos serían refrigerados en un área que tenga que ver con los platos de más. Como resultado de esto, los fabricantes de equipos de catering han diseñado unidades de refrigeración que son más eficientes, con lo que ahora estos sistemas pueden estar cerca de fuentes de calor, sin comprometer su funcionalidad. Adicionalmente, se han tenido que diseñar equipos de refrigeración que se puedan adaptar a espacios cada vez más pequeños.

Este cambio, de lo periférico a lo centralizado, se deriva de la preocupación creciente que tienen los consumidores sobre la calidad de la comida. Por ejemplo, los consumidores de la actualidad buscan que los alimentos que consumen sean servidos con los más altos estándares de calidad. Todo esto ha llevado a que las cocinas vean una necesidad doble de refrigeración, en la que se necesitan de cuartos fríos que permitan almacenar –por un largo tiempo- productos que se usarán mucho después. La otra necesidad es la de contar con sistemas de refrigeración más cercanos, en los que se guardan productos que se usan constantemente. Esto es muy común en cocinas industriales como las de los cruceros, los hoteles, etc.

En todo caso, sin importar el negocio que se dirija, siempre habrá una compañía especializada para ofrecer los servicios de almacenamiento en frío necesarios.

Son muchas las personas o empresas que necesitan de una logística de frío, por muchas razones. En dichos casos los cuartos fríos pueden dar una mano.