¿Por qué de este artículo? Dejar constancia de lo sucedido, para que la historia y el tiempo se encarguen de juzgar. En El Congo, se dio un fenómeno inusitado en el proceso de escogitación de candidatos a Alcalde en las elecciones internas. ¿Por qué?
A medida que se desarrolle la temática se dará respuesta al cuestionamiento anterior; lo importante en todo caso es dar a conocer los hechos; pero además, difundir una opinión personal, que a lo mejor permita reflexionar y generar un cambio de actitud en los directamente involucrados.

Resulta que un grupo de areneros se incorporó al trabajo del partido en el año 2009. Su objetivo el poder; pero además, desplazar y excluir al grupo anterior, quiénes supuestamente fueron los responsables de la derrota electoral el 18 de enero del relacionado año.

Este grupo, inició una campaña de difamación en todos los cantones, pero además utilizaban una conocida muletilla utilizada en los comentarios de corredor por miembros de partidos políticos, me refiero a: “queremos caras nuevas”. Otra forma de ganar cierto protagonismo fue: “nosotros si vamos a trabajar por las necesidades de las comunidades; pero además vamos a llevar a un concejal de cada cantón”. Luego, empezaron a poner afiches (pancartas), con la siguiente leyenda: “El Congo está con… más el nombre del candidato. En el mismo orden de ideas, empezaron a excluir a los anteriores dirigentes y líderes de las distintas comunidades.

Pasaron los meses y resulta que este grupo empezó a tener dificultades en el manejo del partido, por lo que hubo varias reuniones con la dirigencia departamental. El resultado final, se incorporaron nuevamente al trabajo las caras viejas. Ello fortaleció en su momento; sin embargo, en la actualidad existe una clara controversia entre unos y otros.

En lo referente al grupo que perdió la Alcaldía en el 2009, se aclara no fue por un mal trabajo realizado, sino porque hubo una coalición en el municipio, dado que es la única forma en que se le pueda ganar a ARENA. Pues bien, el gobierno municipal 2006 – 2009, realizó diferentes proyectos de inversión en las distintas áreas. Sobresalen, recarpeteo de todas las calles urbanas, mejoramiento del proyecto de agua potable domiciliar, proyecto de alumbrado público en los cantones, en fin. Gracias a la gestión, también se recarpeteó la calle principal y se construyó el Polideportivo, cuyo nombre técnicamente hablando es “Centro de Usos Múltiples”. El caso es que se gestionó con instituciones de gobierno, por lo menos unos dos millones y medio para inversión social e infraestructura. De manera que no puede argumentarse que no se trabajó; ahora bien, que no se logró satisfacer todas las necesidades, resulta obvio, debido a los dos problemas fundamentales de la economía, me refiero a la escasez de recursos y las necesidades ilimitadas.

Al abrirse el proceso de inscripción de candidatos a elecciones internas dentro del partido, en el mes de enero del año 2011; resulta que de una manera cándida tres personas se inscriben, supuestamente, basados en que era un proceso transparente, y que bueno; ganaría el que contara con apoyo popular de las bases y por supuesto del pueblo en general. Obviamente un candidato a Alcalde debe ser honrado, humilde, concertador, popular; en fin. Amparados en esa tesis se inició la competencia.

Lo anterior es necesario reflexionarlo desde distintas ópticas. ¿Participaría usted en una competencia atlética, en condiciones de igualdad y preparación física, en la que haya que recorrer 10 kilómetros, si a uno de los competidores se le permite una ventaja de 9 kilómetros? Por supuesto que no; porque independientemente de su habilidad, estaría en una enorme desventaja; pues este competidor sólo correría un kilómetro. Sería ridículo participar.

Si alguien empieza a correr primero, como señalé anteriormente, en condiciones de igualdad y preparación física; bueno los resultados son obvios; además se le suma, la difamación y otros de igual o peor envergadura, por supuesto en el caso que nos ocupa. En lo atinente a las elecciones internas, supuestamente las directivas en cada cantón iban a votar por el candidato de su simpatía; sin embargo, las cosas no se dieron de esa manera. ¿Por qué? Simplemente se contó con el voto de una persona; me refiero al representante de la comunidad con la que por supuesto se había negociado con anterioridad. El día de las elecciones me refiero al 27 de marzo, todos los asistentes venían debidamente orientados por quien tenían que votar e incluso sobre el comportamiento a mostrar.

¿Por qué de la anomalía?

El candidato tenía ventaja sobre los demás; empezó a proclamarse como tal, desde el año 2009; utilizaron la difamación y la desacreditación de sus predecesores; pero lo más importante, si el partido hiciera una encuesta técnica en el municipio se daría cuenta de que su candidato no es conocido; le conoce, a lo sumo 3 a 5 personas de cada cantón; en el área urbana, su nombre tampoco figura; más importante aún, no es popular, ni humilde; por tanto, no tiene capacidad para concertar; de manera que no logrará unificar a los miembros del partido. Asimismo, se hace acompañar de un grupo de resentidos sociales; gente, que por odio, egoísmo y envidia excluyen a los miembros que no pueden aventajar. ¿Cuál su estrategia? Mal informar a los que señalan sus desaciertos, sandeces y sinvergüenzadas.

En suma, astucia, sinvergüenzada y candidez; fueron los elementos fundamentales en el proceso. ¿Por qué? Porque no puede de hablarse de justicia, con todas las arbitrariedades comentadas. Los tres candidatos sólo fueron utilizados para legitimar los vicios señalados.

Los que con su candidez se prestaron, hoy hablan de recuperar poder en el partido y excluir a los que dirigen; lo que obviamente complicará mucho más la división interna que existe. En ese sentido, si no van a brindar apoyo al candidato; pues, tampoco deben entorpecer el normal desarrollo de los eventos. Así las cosas, lo que tenga que pasar, pasará; no vale la pena en este momento querer excluir a los dirigentes. El objetivo de este artículo, no es fomentar el revanchismo; sino por el contrario; como se dijo al principio, lo que se quiere es dar a conocer las anomalías del proceso. Los cándidos tienen dos opciones; por un lado aceptar los resultados y trabajar por el partido como verdaderos nacionalistas y someterse a los actuales dirigentes; o simplemente quedarse fuera; pero entorpecer el trabajo; eso jamás. Será el tiempo que juzgará, peor es que luego sean señalados como los responsables de la pérdida de las elecciones el año 2012.

Los resultados están dados. Ahora bien, las cosas se hubiesen analizado antes. Por ejemplo, habían  opciones que se podían poner en práctica, pero hoy es tarde. Veamos las opciones.

1.- El candidato elegido no debió haber participado en el proceso, porque ya se había proclamado como tal, desde el 2009.

2.- Los tres candidatos que se inscribieron no debieron competir en el proceso.

Como corolario de lo anterior y de manera sucinta, la solución era sencilla. Se trataba de ceder; dar la oportunidad a uno o a los otros. ¿Por qué no lo hicieron? Porque son “nacionalistas”. Bueno, eso nadie lo cree, porque el fundador del partido ARENA acuñó las siguientes palabras: “Nacionalista puro es el que nunca busca elogios; el que descubre que es mejor dar que recibir; el que en su vida tiene como Abogado al Señor y después, como Juez al Tiempo; es el que ama a su patria y se entrega a defenderla”.


La división es inminente. Un grupo de resentidos dirige, su actuar fraudulento, jamás lo reconocerán; saben que necesitan apoyo, pero no lo buscarán. Los que participaron en las condiciones de desigualdad señaladas; tampoco apoyarán de manera desinteresada; es más, su plan de boicotear a los actuales dirigentes, no es la solución. Suficiente daño han causado los primeros. Ahora bien, si los grupos en discordia ceden; entonces tendrán una ARENA fortalecida; lo que beneficiará en los comicios electorales del 2012; pero para ello, necesitan renunciar a cuotas de poder dentro del partido y en el Concejo Municipal, cargos que por supuesto han ofrecido e incluso definido.
Lic. Jaime Noé Villalta Umaña
Prof. y Abg.