Generalmente los psicologos en Madrid, dicen que la desobediencia se puede entender como el incumplimiento a las reglas, normas y órdenes que dictan los adultos. En muchas ocasiones los niños pueden llegar a presentar conductas bastante molestas, las cuales no afectan en gran medida su vida diaria. Sin embargo, cuando este problema es persistente, es posible que  estos menores de edad sufran de grandes dificultades para su adaptación en la escuela, hacer nuevos amigos, o simplemente para su vida familiar. Una de estas conductas es la desobediencia, que si bien en cierto grado es comprensible en la vida de los menores, puede llegar a afectar a su desarrollo psicológico.

Según muchos de los psicólogos en Madrid, las conductas agresivas y de desobediencia en los niños son las principales quejas que presentan los padres y los educadores. Estos dos tipos de comportamiento pueden llegar a aparecer unidos, y esto puede entonces, no solo ser molesto, sino que es algo preocupante.

Generalmente los psicologos en Madrid, dicen que la desobediencia se puede entender como el incumplimiento a las reglas, normas y órdenes que dictan los adultos. Un gabinete de psicologia en Madrid muestra como este comportamiento hace que el menor, pueda presentar algún tipo de rabietas, desafíos, agresividad, discusiones  y hasta comportamientos violentos y muy destructivos.

Si este tipo de conductas son repetitivas y extremadamente graves, los psicólogos clinicos suelen referirse a esto como Trastorno Negativista Desafiante, el cual generalmente muestra un comportamiento hostil contra las figuras de autoridad que dictan las normas, o incluso contra quienes simplemente las quieren hacer cumplir.

Una condición bastante común que pueden presentar los menores es el trastorno disocial, el cual, como indican los psicólogos clinicos, se caracterizan por una violación repetitiva de todas las normas y conductas que han sido establecidas por la sociedad como una pauta de comportamiento.