Beneficios de los Sistemas para el Control de Acceso

Los sistemas biométricos son una solución para el control de acceso y la identificación de individuos. Esto de debe a que los sistemas biométricos hacen un análisis de cualidades personales, que difieren de persona a persona, como lo son las huellas dactilares, la retina, el iris y la geometría de la mano. Estos sistemas pueden ser usados en varias aplicaciones, pero por lo general su funcionamiento siempre está encaminado hacia la verificación o hacia la identificación.

En cuanto a la verificación, se compara una muestra biométrica con una base de datos, con el fin de ver si alguien en realidad es quién dice ser. Para hacer de la verificación un proceso más confiable, se pueden usar mecanismos complementarios como el uso de tarjetas de identificación, nombres de usuarios o contraseñas.

La verificación biométrica ha sido esencial en instituciones del gobierno, pero con el paso del tiempo ha venido a ser usada por varias instituciones privadas. La razón principal es la conformación de controles de acceso, con el fin de aumentar los niveles de seguridad. En el caso de las empresas es importante asegurarse que sólo las personas que trabajan en un sitio, sean las que realmente ingresen a él. Durante mucho tiempo, cualquiera podía decir ser alguien quién no era y acceder a cualquier sitio, incluso se podían presentar situaciones en las que una persona conseguía todos los documentos de otra y podía hacerse pasar por ella de forma exitosa. Si se usa un sistema biométrico, como control de acceso, la persona autorizada a ingresar siempre deberá estar presente y nadie podrá ocupar su lugar.

En cuanto a la identificación, se toma la muestra biométrica de una persona desconocida, para compararla en una base de datos y así tratar de establecer la identidad de esa persona. Este procedimiento es exitoso cuando la muestra, de la persona analizada, está en la base de datos. Este proceso se lleva a cabo, por lo general, por agencias policiales en muchas aplicaciones. Una de las más importantes tienen que ver con el control fronterizo, donde un oficial toma la información biométrica de una persona que intenta pasar de un país a otro. Para lograr esto, se cuentan con lectores portátiles de huellas dactilares, que se conectan de forma rápida a bases de datos, que por lo general cuentan con registros de antecedentes criminales.
Un reloj biométrico está basado en los sistemas biométricos y por ello es un dispositivo de mucha utilidad, en varias aplicaciones.