El hot yoga o Bikram yoga está implantádose con fuerza en España gracias a la apertura de nuevos centros y la publicidad en varios medios de comunicación. Pero, ¿en qué consiste realmente y cuáles son sus beneficios? Intentaré explicarlos desde mi posición de alumna.

Por: Ana Kawai

El yoga en general abarca muchas modalidades y por eso es fácil que la gente lo asocie a estar cómodamente sentado en un cojín en posición de loto meditando y respirando.

Bueno pues el que piense que Bikram yoga es eso, ¡no puede estar más lejos de la realidad! Se practica en una sala calentada a 42º de blancas paredes y un gran espejo que te devuelve tu imagen. Con lo cual nada más entrar te sorprende el calor de la sala y empiezas a sudar por todos los poros sin haber hecho aún nada.

Este yoga consiste en realizar 26 posturas y dos ejercicios de respiración, siempre siempre en el mismo orden durante 90 minutos en los que no puedes abandonar la sala. Los primeros días o meses pueden resultar duros y es común ver a los principiantes o gente en baja forma, literalmente tirados en el suelo.

Los profesores te dicen que si te mareas o te agobias, te sientes y te concentres sólo en respirar, pero muchas veces es más fácil decirlo que hacerlo y lo que quieres es salir corriendo del lugar.

Durante todas estas posturas se trabajan todos los músculos y tendones del cuerpo, los huesos, articulaciones y órganos internos. Requiere mucha concentración y autodeterminación. Tienes que no sólo vencer la gravedad, sino tu pereza, tu agobio del calor, tu mente dispersa.

Tan sólo seguir las palabras del profesor  que marca el ritmo de la clase, sin bajar la guardia ni resoplar ruidosamente y esforzarte a tu maximo.

La teoría de practicarlo con calor es porque el cuerpo es más flexible a alta temperatura, con lo cual facilita dicha flexibilidad y evita en la medida de lo posible, las lesiones. Además se suda más que en ninguna otra acividad física, con lo cual eliminas toxinas a raudales.

Personalmente me encanta porque tiene algo de disciplina oriental. No sólo tu cuerpo se va estilizando poco a poco, pierdes peso y vuelves a tener cuello, sino que sales contenta, relajada pero al mismo tiempo con mucha energía mental.

Ana Kawai
www.diamantesdecompromiso.com