Todas las mujeres deseamos tener todo tipo de maquillaje y de brochas, aunque la mayoría de las veces no sabemos para qué sirve cada una, y normalmente solo necesitaremos unos pocos para nuestro día a día.  A continuación os mostramos los pinceles para maquillaje de ojos más empleados:

Por: Marta Sanchez

Primero y principal un básico que todo el mundo debería tener en su casa y es el pincel para sombras, éste se emplea para aplicar las sombras por todo el ojo. Es muy suave y redondeado por lo que su utilización no es nada complicada, simplemente tenemos que coger la sombra deseada con el pincel y aplicarla uniformemente por todo el ojo.


Se emplea básicamente para aplicar la sombra base de nuestro maquillaje. También podemos emplearlo para difuminar la sombra a ras de las pestañas inferiores o para aplicar iluminador en zonas que requieran mucha precisión.


El pincel angular es otro básico del maquillaje de ojos, se emplea tanto para aplicar sombras en el ojo (creando la famosa V) como para hacer un delineado sobre las pestañas superiores. Éste pincel es muy útil a la hora de crear diferentes efectos en nuestro maquillaje.


Ya que hemos hablado de delinear debemos saber que para aplicar el delineador líquido no podemos emplear el pincel angular o biselado, tenemos que usar un pincel específico para este tipo de delineador, es un pincel muy fino que nos aporta mucha precisión a la hora de crear un delineado perfecto. Podemos usarlo tanto para hacer un delineado fino como uno grueso, ¿Cómo? Pues muy fácil, para un delineado fino cogeremos una pequeña cantidad de delineador con el pincel y trazaremos una línea fina a ras de las pestañas, en cambio para hacer un delineado más grueso, cogeremos mayor cantidad de delineador y haremos más presión al aplicarlo, de forma que conseguiremos una línea más gruesa y muy precisa.


Antes hemos hablado de aplicar la sombra creando esa famosa V que nos hace unos ojos más grandes, pues bien para difuminar la sombra bien y que no se note el corte entre un color y otro usaremos un pincel para difuminar, cuya principal característica es tener los pelos un poco más separados de lo normal y más largos que los otros pinceles. Para usarlo simplemente lo situaremos sobre la sombra a difuminar y haremos movimientos circulares hasta que se difumine por completo.


Por último tenemos el gupillon que podemos emplear tanto para peinar y quitar exceso de producto de las cejas como para separar las pestañas o aplicar máscara en ellas.

Un dato importante del maquillaje de ojos es el tipo de sombras o delineadores que vayamos a emplear, si lo que usamos son sombras en polvo debemos emplear pinceles más “pomposo” es decir, con los pelos sueltos; en cambio si lo que vamos a usar son sombras en crema o delineadores líquidos debemos usar pinceles más suaves y con los pelos más juntos.