¿Recibe usted con alguna frecuencia un reporte de crédito? ¿Tiene idea de si la información que aparece allí es, efectivamente, correcta? ¿Ha atendido llamadas de la institución financiera en donde usted tiene su cuenta sobre el particular, poniéndolo(a) al día de sus movimientos? Si nunca se ha hec

Por: Wilderson Ramirez

¿Recibe usted con alguna frecuencia un reporte de crédito? ¿Tiene idea de si la información que aparece allí es, efectivamente, correcta? ¿Ha atendido llamadas de la institución financiera en donde usted tiene su cuenta sobre el particular, poniéndolo(a) al día de sus movimientos? Si nunca se ha hecho las dos últimas preguntas y está familiarizado(a) con el tema, es tiempo de que despierte al respecto… si gusta. Un reporte de crédito es una de las informaciones más importantes para usted.
El reporte de crédito conlleva la obligación de que al cliente se le pone en conocimiento del manejo de su dinero. Estas es la modalidad más conocida de informe crediticio; más adelante explicaremos otra. Cuando los datos son fidedignos y la institución financiera cuenta con un historial responsable sobre su cuenta, puede estar seguro(a) de que el servicio al cliente de ese negocio es realmente admirable. Empero, tenga en cuenta los siguientes puntos para un mejor control de esta información.
Cuando usted haga solicitudes de préstamo, retiros, depósitos, en fin cualquier operación comercial que le obligue a estar en contacto con el banco, tenga la delicadeza de reportar día y hora en que usted ha hecho estos movimientos. No es algo difícil de llevar. Si sufre de pereza, le puede ayudar a controlarla o vencerla. Para ello, reserve un cuaderno o una libreta de notas en donde pueda consignar esta información. Si prefiere, puede solicitar esta ayuda a alguien cercano.
No confíe a ninguna persona sus movimientos bancarios particulares. Sólo usted debe ser el o la responsable de que en su cuenta se consigne los movimientos que usted necesita o quiera realizar. Además de esto, exija a la institución financiera que tenga todos los métodos de seguridad requeridos para que su información en este sentido no corra peligro. No tema hacerlo. Como cliente(a), tal solicitud prueba el compromiso que tiene la empresa hacia sus intereses y su protección. Es imprescindible.
El otro reporte de crédito al que se hizo mención antes se trata de la información particular que usted recibe de una persona asesora, un “recorderis” sobre un pago que debe realizar, o bien puede ser un control llevado de parte suya. Cada uno de estas clases de reporte cuenta con sus respectivas características y exigen de un análisis pormenorizado. En resumen, el reporte de crédito se debe ajustar siempre a la seriedad y a la efectividad de los datos.



crédito