El problema no es caer, si no saber levantarse solo con inteligencia y sabiduría lograremos levantanos tantas veces como caigamos, seamos astutos y no nos dejemos vencer por las dificultades Cuántas Veces hemos tenido tropiezos en la vida, y cuantas veces nos hemos levantado? a lo largo de nuestras vidas enfrentamos situaciones que nos ponen a prueba nuestra fortaleza, porque no se trata de los tropiezos que tengamos , sino de cómo nos enfrentamos a esos tropiezos y logramos levantarnos.

La verdadera inteligencia del ser humano radica en su fuerza y valor para hacerle frente a las situaciones adversas que se le presenten en su camino, la vida está llena de retos, los cuales debemos saber enfrentar con sabiduría, por muchos obstáculos que se nos presenten en el camino, debemos tener claro que nuestra meta es superarlos y vencerlos, para que la recompensa sea mayor al alcanzar y lograr el objetivo anhelado.

Eso que veíamos imposible y que no lo era, porque es bien sabido que querer es poder y si queremos que algo nos salga bien debemos hacerlo dos veces, el secreto está en la constancia, plantearse un objetivo claro y decidido, sin importar cuán difícil se vea, debemos tomar los tropiezos como estimulo para insistir e insistir! hasta lograr lo que queremos.

De que valdría la vida si no nos esforzamos por las cosas que queremos y hacerlas realidad, es maravilloso cuando logramos aquel sueño anhelado después de tanto sacrificio, el valor que después le daremos es incalculable, porque significo un reto para nuestra voluntad alcanzarlo, el tropezar y levantarnos ir contra corriente por lograrlo nos hace merecedores de la más grande medalla al valor y a la constancia, seamos pues dignos de este galardón de vida y honremos nuestros esfuerzos, porque el resultado será nuestra gran victoria ante los retos de la vida.


LONGINA SIEMPRE CONTIGO