Una gastronomía muy completa y con variedad de platillos para todo tipo de consumidores, la comida mexicana se caracteriza por tener todo tipo de sabores y además cada receta debe estar muy bien balanceada para adquirir los nutrientes necesarios.

Por: Daniela Torres

La comida que se acostumbra consumir en México se caracteriza en el resto del mundo por su gran variedad de sabores y distintivos que se emplean en cada platillo que hacen que su sabor sea inigualable y que permanezca en la memoria de sus consumidores por largo tiempo. Es así como la gastronomía de México es una de las mas variadas del mundo, tan variada que incluso muchas veces los platillos típicos o característicos de un estado u otro no tienen nada que ver, aunque en conjunto cada distrito aporta distintos platillos para formar esta gastronomía tan completa y variada que tienen los mexicanos. Otra de las principales características de la comida en México es el uso de la tortilla, el cual es como un tipo de Pan plano cocido en comales que se elabora en un comal por medio de masa de maíz molido, este acompañamiento forma parte de la mayoría de platillos en México y sustituye al pan que se utiliza en otros países.

Es así como podemos ver que en esta gastronomía existen platillos para satisfacer todos los gustos, podemos ver que las recetas tipicas mexicanas se pueden acompañar con todo tipo de bebidas, y que al igual existen infinidad de tipos de platillos que podemos ofrecer ya sea en reuniones, eventos, cenas familiares, entre otros… Si te has decidido por incluir en el menú de tu casa platillos típicos de México, prepárate para aguantar el sabor picante pues otra característica principal de esta gastronomía es el uso de el chile en la mayoría de platillos, y esto no en pocas cantidades pues muchos platillos podrían resultar casi insoportables para personas que no acostumbran utilizar el picante en sus alimentos.


Lo mas recomendable es aprender distintas recetas mexicanas de las que podamos sacar el mejor provecho y podamos estar sirviendo con continuidad en nuestra casa, todo dependiendo de los gustos de nuestra familia y la disponibilidad de los ingredientes para realizar las recetas.