Un embarazo trae una lista amplia de necesitades, pero sin duda el cochecito de bebé es una de las más importantes. Probablemente será el utensilio de mayor uso que tendrás que adquirir, y por ello, hay que prestar especial atención en su elección.

Por: Elena Gálvez Martín

De la larga lista de cosas que necesitarás, el cochecito de bebé es una de las más importantes para criar a tu bebé.  Dado que lo utilizarás a diario, es importante elegir bien.  Ninguna recomendación puede servir para todo el mundo, pero en este artículo voy a explicarte los factores más importantes a considerar antes de tomar tu propia decisión.
 
Sin lugar a duda, nuestra primera consideración tiene que ser la seguridad de tu bebé.  Para cualquier modelo que consideramos hemos de verificar que esté debidamente homologado por la Comunidad Europea y que nos de total confianza su sujeción y estabilidad.  Cuando son bebés pequeños es esencial que estén sujetos con cinturones de 5 puntos (hombros, cinturón y entrepierna) tanto en la silla de paseo como en el cuco.

También es importante revisar que dichos cinturones estén bien alcochados para garantizar que produzcan roces.  El último elemento de seguridad a tener en cuenta son los frenos.  Frenar el coche debe ser fácil y, sobre todo, una vez accionado el freno el carrito debe mantenerse totalmente estable y firme.
 
En segundo lugar, compruebe las ruedas, la suspensión y el manillar.  Las ruedas grandes amortiguarán las subidas y bajadas de las aceras con más aplomo, pero también ocuparán mucho más en el maletero del coche, mientras que las ruedas que giran facilitan la conducción por espacios pequeños.  Un buen sistema de suspensión facilitará las maniobras y garantizará un paseo cómodo y relajado para tu bebe. Si tu o tu pareja es alto, también será de mucha utilidad que el manillar sea regulable - tu espalda lo agradecerá.
 
La correcta deción dependerá, en gran medida, de tu propio estilo de vida y de tus hábitos cotidianos.  Para las personas que corren o hacen marcha, existen modelos diseñados expresamente para estas actividades.  Y si tienes intención de tener más hijos, la calidad de la fabricación y los materiales utilizados jugarán un papel importante en su durabilidad a lo largo de los años.  
 
También debes considerar factores importantes como el tamaño del maletero de tu coche y del ascensor de tu casa.  ¿Dónde vas a guardarlo en casa cuando no lo estás usando? Es probable que tengas que abrir, cerrar, subir y bajar tu carrito de bebé varias veces al día.  Por eso, compruebe lo fácil que resultan estas operaciones.  Debes hacerte algunas preguntas más.  ¿Resulta sencillo plegar y desplegar el cochecito?  ¿Es fácil acceder a los seguros?  ¿Cabe bien en el maletero?  ¿Cómo de cómoda resulta para la abuela?  ¿Y el abuelo?
 
Teniendo todas estas preguntas en mente, voy a repasar las categorías de cochecitos disponibles.
 
Cochecitos de Bebé de dos piezas
 
Estos modelos combinan una silla de paseo con un portabebés.  Estas alternativas, un poco más económicos, son aceptables para bebés de todas edades.  Aunque no cuentan con un capazo separado, en los modelos nuevos el portabebés sí que es capaz de reclinarse hasta una posición prácticamente horizontal.  También el portabebés, en la mayoría de los casos, están homologados como sillas de seguridad del grupo 0 para adaptar al coche.  De este modo el bebé puede pasar directamente del paseo al coche sin tener que despertarlo.
 
Carritos de Bebé de tres elementos
 
En adición a las características de los modelos de dos piezas, los carritos de bebé de tres piezas incorporan un capazo dedicado.  Esto permite pasear a tu bebé en sus primeros meses en posición totalmente horizontal.  Como es de entender, los modelos de tres piezas son algo más caros y ocupan espacio adicional en casa y en el maletero del coche.
 
Carritos Clásicos de chasis
 
Cuando pensamos en un cochecito de bebé, seguramente el modelo que salta a la mente son los clásicos de toda la vida.  Obviamente requieren mucho más espacio en casa, el coche y en el ascensor, pero a cambio ofrecen al bebé un paseo de incomparable comodidad.  Suelen contar con una cesta amplia para llevar cosas y grandes ruedas montadas sobre una suspensión extra suave.  Es cierto que son más caros, pero también hay que entender que los materiales y acabados son primera calidad.  Para personas sin problemas ni de presupuesto ni de espacio, son una elección de auténtico lujo.
 
Sillas de Paseo
 
No siempre necesitas un cochecito de bebé completo - sino una solución ligera para salir del paso.  Para estos momentos están diseñados las sillas de paseo.  Para paseos cortos o para llevar en viajes donde hay que premiar el espacio son muy indicadas.  Sin embargo, no son recomendadas para recién nacidos ni para un uso de todos los días.  Suelen ser fabricadas con materiales menos fuertes y tienen siempre menos opciones y garantías de seguridad.
 
Para terminar, otro aspecto clave a considerar son los accesorios y complementos.  Algunos modelos permiten usar directamente el portabebés como silla de seguridad en el coche, mientras otros requieren un adaptador. ¿Te hace falta una cesta o bandeja muy grande para transportar cosas cuando vas de paseo?  ¿El clima de tu ciudad tiene mucha lluvia?  Comprueba lo fácil o difícil que resulta quitar y limpiar las fundas del cochecito.  Vas a llevar en el a tu bebé y no quieres que siempre esté manchado.
 
Podrás ver que hay que considerar muchos factores antes de tomar la decisión sobre el cochecito de bebés que necesitas.  Va a formar parte de tu vida diaria durante bastante tiempo y por eso tiene que adecuarse totalmente a tus necesidades.

Para más consejos sobre los cuidados del bebe visita el blog de Elena Galvez, educadora infantil y psicologa.
 
En Exclusivas del Bebé encontrarás una amplia selección de precios y modelos de cochecitos de bebés.