Usar métodos de seducción es fundamental para conquistar una mujer. Conocerlos ayuda al hombre a conocerse a sí mismo brindándole mayor seguridad, una condición que a todas las mujeres les agrada

Por: Ana Vaccaro

 Seducir para conquistar una mujer es el primer paso a dar. Pero obviamente para ello necesitas saber que la mujer es un ser más complejo que el hombre biológicamente y lo es en todo sentido, fundamentalmente para tomar decisiones en todos los aspectos desde los más simples. Este detalle también la diferencia del hombre.
Por ejemplo si tú como hombre te paras frente a una tienda de prendas de vestir porque necesitas un pantalón, pues entras y no pasará más de diez minutos cuando ya te retires con tu pantalón ya elegido y probado.
Dentro de este mismo ejemplo cualquier mujer frente a una tienda de prendas para mujeres esos diez minutos pueden transformarse en varias horas para que pueda retirarse con su prenda elegida y probada. Si acompañaste alguna vez a una mujer este ejemplo te parecerá familiar.

Traslademos este ejemplo a una situación amorosa, a una conquista. En principio estamos hablando de una mujer atractiva a la que no le faltarán oportunidades de hombres que desean conquistarla. Por lo tanto tiene a su alrededor a varios para elegir entre ellos. ¿Por qué debería decidirte por ti teniendo tantos otros? Entre todos ellos seguramente habrá algún adinerado, otros que lucen muy bien, otros con buen físico ¿y tú qué tienes para ofrecerle? De ti necesita algo distinto, algo que te diferencia de los demás. Muchas veces el dinero no importa, tampoco importa la belleza. De hecho existe una gran cantidad de hombres trabajadores, no precisamente ricos ni bellos y sin embargo han logrado conquistar una mujer, casarse y conviven felices.
Aplica tu don más preciado. ¿Tienes humor, te resulta fácil la imitación? Divierte a esa mujer contándole chistes, imita a alguien que ella conozca. Nadie mejor que tú sabe en que te destacas. Ella necesita alguien distinto y si tú lo intentas caerá rendida a tus pies.
Obviamente deja toda timidez de lado. Si eres tímido, aunque te resulte difícil necesitas un cambio de actitud urgente y lo vas a lograr si te sientes seguro de ti mismo.
Mentalízate que deseas conquistar esa mujer y vas cambiar. Te volverás un hombre extrovertido de un día al otro porque tú lo necesitas para sentirte mejor.

Ordénatelo. Visualízate entrando a tu trabajo saludando a tus compañeros en voz alta para que todos te escuchen. Practica con los compañeros de trabajo, luego al estar en contacto con esa mujer que te atrae te resultará mucho más fácil desinhibirte y volverte una persona extrovertida. Si la timidez no es un problema para ti y en su lugar tienes miedo al rechazo, nunca pienses en un fracaso antes de actuar. Deja el pesimismo de lado, a ninguna mujer le agrada un hombre con pensamientos negativos. Por el contrario todas necesitan a su lado hombres que estén convencidos que son triunfadores en lo que hacen. No importa si es mucho o poco. La pro actividad y el optimismo es importante que lo pongas en práctica. Vas a aprender a sociabilizarte y a partir de ese cambio te convertirás en un hombre que sabe conquistar una mujer con métodos de seducción.

 Trabaja en ti mismo visualizando como aprendes a conquistar a esa mujer que te interesa, aplica la ley de atracción, piensa que lo tienes y lo tendrás