“El mejor General Gana La Batalla Antes De Pelearla”
El arte de la guerra.
No tratamos de implicar que una discusión de pareja sea una batalla, tratamos de aplicar los principios estratégicos de Sun Tzu a una discusión de pareja para obtener buenos resultados.

SUN TZU  “El mejor General Gana La Batalla Antes De Pelearla”
El arte de la guerra.
SUN TZU
No tratamos de implicar que una discusión de pareja sea una batalla, tratamos de aplicar los principios estratégicos de Sun Tzu a una discusión de pareja para obtener buenos resultados.
Si tienes algo que discutir con tu pareja debes prepararte antes de hacerlo, así como el general evalúa las fuerzas y debilidades de su ejército, es importante que escojas bien tus armas, es decir: TUS PALABRAS. Ensaya tus argumentos y analízalos cuidadosamente para que tu discurso sea lógico y razonable. Tan importante como tu argumento es TU LENGUAJE CORPORAL. Este debe demostrar sosiego, buen ánimo y disposición para escuchar. En ningún momento debes calificar la actuación de tu pareja, limítate a exponer lo que pasa y que es lo que te hace sentir o en que forma te afecta.
NO SALGAS DEL TEMA, en muchas discusiones de pareja comenzamos con un tema especifico y poco apoco nos desviamos a otros temas (casi siempre trapitos sucios anteriores) que no son lo que queríamos tratar, normalmente lo hacemos para justificar nuestra conducta como mecanismo de defensa.
Escoge el lugar antes. Si existen lugares que para la pareja traen recuerdos gratos o propician la calma y la serenidad esos son los lugares que debes escoger, de ninguna manera lugares donde se produjeron desavenencias graves o faltas de respeto.
Escoge el momento apropiado. Analiza la disposición de ánimo de tu pareja antes de proponer tratar el tema. Si el ánimo de tu pareja es negativo: demuestra inquietud, desasosiego, ira, aburrimiento, sarcasmo etc. Quiere decir que no es un buen momento para tratar el tema.
En todo momento tu actitud debe ser conciliadora y de apertura al dialogo. Tienes que tener la disposición de llegar a acuerdos que sean beneficiosos para la pareja. Al fin y al cabo debes estar dispuesto a conceder para recibir.
Por último si las cosa se te están escapando de las manos puedes emprender UNA RETIRADA ESTRATEGICA, dejar el tema para otro momento en el cual se den las condiciones adecuadas, sin recriminaciones ni actitudes negativas.
Un general que retira su ejército de la batalla cuando la masacre es inminente, no es un cobarde. Es un buen estratega que conserva su ejército para otra batalla.

 Asesoría Terapéutica
Ronny Schmatz Wolff
http://www.asesoriaterapeutica.com/m%C3%A9todo-terap%C3%A9utico.html