El miedo al rechazo es uno de los sentimientos más limitantes a la hora de vender nuestro negocio o servicio, te hace dudar de si lo que estás haciendo va a funcionar o de que no seas una persona válida para ello.  El miedo al rechazo es uno de los sentimientos más limitantes a la hora de vender nuestro negocio o servicio, te hace dudar de si lo que estás haciendo va a funcionar o de que no seas una persona válida para ello.

La mayoría de la gente que empieza en un negocio por Internet al primer hándicap que se enfrenta es al familiar, esto es normal, primero porque no entienden de que va esto y no creen posible que se pueda ganar dinero de una forma no convencional, piensa que estamos entrenados para ser empleados y tu estás proponiendo una forma real de ganarte la vida que es teniendo tu propio negocio.

Tienes que estar preparada para enfrentarte a muchas situaciones de rechazo, tu presentarás tu proyecto a tus conocidos, amigos y vas a generar incredulidad, por eso tienes que estar bien documentada sobre tu empresa, tu negocio y tener testimonios a mano de gente que lo ha conseguido, que ya vive de ello para reforzar tus argumentos y la vez tu propia voluntad de seguir adelante, ya que cuanto más lo cuentes y pongas entusiasmo más pensaras que no estás equivocada..

Tu eres la primera que tiene que tener el convencimiento de que lo que estás haciendo es una muy buena opción a un trabajo convencional, y una forma de tener un buen futuro económico.

Te dejo una frase que encierra este pensamiento

-Antes que ver crecer tu negocio, tiene que crecer tu mente-


Lee las pautas que te dejo a continuación para que aprendas a manejar el rechazo con pensamientos coherentes.


-Ten autoconfianza

El que tú confíes en ti a la hora de una presentación de negocio o producto te hará proyectar una imagen de alegría, positivismo y empatía que es algo que se contagia a las personas que te están escuchando y generará en ellos una gran sensación de confianza.

-Se perseverante

No tires la toalla a la primera muestra de rechazo, sigue luchando, trabajando, insistiendo, piensa que el éxito se compone de pequeños fracasos diarios y esto no debe sino fortalecer tu decisión de llevar a cabo tus sueños.

-Relativiza

El que a una persona no le interese tu proyecto o productos no quiere decir que no sean excelentes, simplemente esa persona no es la adecuada o no es su momento para aliarse contigo. No te des por vencida por eso, siempre encontrarás gente que tenga tu capacidad de entusiasmo y vea que la oportunidad que le ofreces es una opción de vida y un buen negocio.

Sigue mis consejos y aprende a sacar lo positivo de las situaciones de rechazo ya que te servirán de refuerzo en tu decisión.

 Pakki Segura
www.bienestarparaemprendedoras.com