"Papá, aunque el bebito todavía no esté en casa, vos podés participar en el embarazo de muchas maneras". Para que tu pareja también pueda acompañarte en el proceso del embarazo, Mariela Villar te propone ejercicios en donde el papá puede ayudar. Hoy en día, los hombres están muy comprometidos con su rol de padres incluso desde el embarazo, y les gusta colaborar y participar en las actividades relacionadas con el nacimiento de su hijo.


Por eso en el mes del Padre, les brindamos algunos consejos a ellos, para que se involucren en la actividad física y en otras cuestiones relacionadas con el embarazo y el parto.


Si bien seguramente al hombre le tomará más tiempo asimilar el gran cambio que vendrá, participar desde el principio los hará sentirse compenetrados y emocionados con el flamante rol que van a estrenar: el de papá.


Actividades para compartir

Te contamos algunas opciones en las que el papá puede acompañarte en la actividad física:


- Caminatas: Un muy buen momento de relax y comunicación es hacer una caminata juntos. Tomar el compromiso de instaurar una rutina en la que compartir un momento de esparcimiento, los ayudará a estar más conectados. Se recomienda realizar una caminata de 30 minutos como mínimo, 3 veces por semana. Esta actividad compartida te ayudará a lograr una buena circulación y oxigenar el cuerpo y te sentirás contenida y acompañada.


- Masajes:
En el caso de molestias o contracciones, los masajes en la parte baja de la espalda, justo arriba de la cintura, son muy beneficiosos. La futura mamá debe colocarse en la postura que encuentre más cómoda. Una sugerencia es sentarse en una silla al revés -es decir mirando el respaldo-, apoyar los brazos y aflojar la cabeza hacia adelante. El masaje se realiza mediante presión con las palmas de las manos sobre la columna lumbar y los músculos de la zona. También puede usarse una pelotita de tenis para masajear toda la espalda. Este masaje ayuda a relajarse y aliviar dolores. Y además transmite a la mujer seguridad, cariño y cuidado.


- Un suave y sencillo masaje
en las sienes al final del día, ayuda a liberar las tensiones diarias. Recostate sobre el pecho de tu pareja, cerrá los ojos y pedile que masaje suavemente tus sienes con las yemas de sus dedos hasta el inicio del cabello.


- Estiramiento:
En cuclillas, lleva el peso del cuerpo hacia adelante, manteniendo la espalda derecha. Pedile a tu pareja que se pare delante tuyo y que te tome de la mitad de los brazos. Relaja toda la zona de la espalda, sin olvidarte de inhalar y exhalar.


- Respiración superficial: La respiración debe ser rápida y corta. Inhalá por la nariz. Después de 10 inhalaciones superficiales sentirás la necesidad de respirar profundamente. Este nivel de respiración es útil durante el punto máximo de dolor en las contracciones. Respirá expandiendo y levantando el extremo superior de la caja torácica y los omóplatos. Tu pareja podrá sentir el movimiento al colocar las manos sobre tus omóplatos.



materna, el primer club de madres de Latinoamérica.

Encontrate con otras mamás para compartir tus experiencias de la maternidad. Intercambiá opiniones con embarazadas. Seguí la evolución de tu embarazo semana a semana y el desarrollo de tus hijos en tu casilla de correo. Aprendé todo sobre la lactancia materna. Ingresá en los foros y asistí a nuestros eventos. Además, participá en concursos y obtené muchísimos beneficios.