En las relaciones románticas hay momentos en los que te amas pero también en los que te odias, e incluso, tratas a la otra persona de forma grosera e irrespetuosa.

Por: Miguel Torres

En las relaciones románticas hay momentos en los que te amas pero también en los que te odias, e incluso, tratas a la otra persona de forma grosera e irrespetuosa. Estás claro que no existe una fórmula universal para tratar los problemas conyugales, pero aquí vamos intentar darte una serie de consejos para que puedas salir airoso de una de esas parejas con problemas. Continúa leyendo para descubrir nuestra estrategia.

Las parejas felices se comunican claramente sus deseos y necesidades de manera habitual, de modo que cada uno sabe lo que le importa a sí mismo y lo que es importante para el otro. Ambos pueden hacer peticiones y sus solicitudes son tomadas en cuenta.

La buena comunicación consiste en un intercambio recíproco, que es algo más que bombardear a alguien con tus pensamientos y sentimientos y esperar las reacciones a tus mandatos. Se trata de tener en cuenta que debes "hablar menos" y necesariamente "hablar con alguien”, por lo tanto, debes sentir interés y curiosidad por lo que dice la otra persona y no sólo eso, sino que debes tenerlo en cuenta para actuar en consecuencia. Sus necesidades y deseos son tan importantes como los tuyos. A ti te gusta que tu pareja los tenga en cuenta, ¿verdad? Pues seguro que los demás piensan lo mismo.

Otro punto a tener en cuenta en las relaciones de pareja es el no anteponernos siempre a la otra persona. Es más, y aunque no signifique desatender tus propios deseos y necesidades, deberías poner los suyos en primer lugar. Las personas que se quieren tienden a dar más de lo que reciben porque se preocupan más por la felicidad de la otra persona que por la suya propia. Sin llegar a casos extremos, es esencial hacer a la otra persona feliz, que es de lo que se trata al fin y al cabo en una pareja.

Si estás interesado en conocer más datos sobre parejas con problemas y sus soluciones, haz click en el enlace que aparece a continuación.