En lo referente a mantener la vida de las baterías funcionando por más tiempo, hay dos aspectos separados que se relacionan entre sí dignos de consideración, como extender el tiempo entra cargas y como prolongar la vida total de la batería.

Por: Jose Lira

En la actualidad, los teléfonos celulares se han vuelto, para cada vez más usuarios, en un compañero inseparable ligado a fotografías, música, video, conexiones con seres queridos y/o negocios, del cual es difícil estar separado, a veces pareciera un cordón umbilical al mundo globalizado, sin embargo, las baterías no han avanzado al mismo paso que lo han hecho el número de aplicaciones y el grado de dependencia que guardamos hacia estos dispositivos móviles de interacción, por lo que resulta útil prestar atención a las mejores prácticas para el uso eficiente del almacenamiento de energía portátil.

En lo referente a mantener la vida de las baterías funcionando por más tiempo, hay dos aspectos separados que se relacionan entre sí dignos de consideración, como extender el tiempo entra cargas y como prolongar la vida total de la batería.

En el mercado actual, hay 3 tipos de tecnologías para baterías de teléfonos celulares, estos son: Lithium-ion, Nickel-Metal Hydride (NiMH) y Nickel-Cadmium (NiCD).

Las baterías con tecnología Lithium-ion son las más recomendadas para su uso en telefonía celular por ser más ligeras y tener un mejo desempeño comparado a otros tipos. Generalmente son 30% más ligeras y tienen un desempeño 20% mejor que una batería de tipo NiMH de una clasificación mAh similar (mAh es un abreviación para mili-amper horas, las cuales representan unidades de carga eléctrica, en el caso de baterías de voltaje similar un valor mayor de mAh indica que la batería tiene una mejor capacidad de carga y que permitirá funcionamiento del equipo por un tiempo mayor antes de necesitar recargarse)

Otra ventaja importante de las baterías Li-ion es que no son susceptibles a presentar el “Efecto Memoria” el cual reduce la capacidad de carga de una batería y se discutirá más adelante.

Es aconsejable “Acondicionar” una batería nueva de Li-ion durante los primeros 3 ciclos de carga, para esto se debe dejar la batería en modo de carga durante toda la noche y usarla hasta que se descargue por completo, es importante mencionar que pueden ser dañadas si se sobrecargan persistentemente, por ejemplo dejándola conectada por más de 24 horas. Posterior a su acondicionamiento inicial, no se recomienda dejar que las baterías Li-ion se descarguen por completo, una buena práctica es recargarlas cuando quede de un 10 a un 30% de la capacidad total.

El segundo tipo de baterías más recomendables para su uso en teléfonos celulares son las de tipo NIMH ya que son mucho más resistentes a presentar deterioro por el “Efecto Memoria”, además de tener un rendimiento 35% mayor que el tercer tipo más recomendable, las de Niquel-Cadmio (Ni-Cd). Con ambos tipos se recomienda realizar un acondicionamiento inicial similar a al mencionado en el párrafo anterior, además se aconseja dejar que las baterías se descarguen completamente cada 4 ciclos y cargarlas completamente para reducir el “Efecto Memoria”

El “Efecto Memoria” se presenta principalmente en las baterías de Niquel-Cadmio (NiCd) y en una
proporción mucho menor en las de NiMH, lo que se menciona a continuación no aplica para las baterías
Li-ion, ya que no presentan esta desventaja. Este efecto se refiere a la disminución en el desempeño de
las baterías debido a recargas parciales ocasionadas por el uso seccionado de las baterías. En otras
palabras, cuando una batería de NiCd (y en menor medida una de tipo NiMH) solo se descarga
parcialmente antes de ser recargada, únicamente utiliza la parte descargada en el próximo ciclo
causando que la batería “olvide” (de ahí el nombre de “Efecto Memoria”) que tiene capacidad
sin ser utilizada, lo cual resulta en un rendimiento mermado, para evitar esta condición se
recomienda reacondicionar las baterías, lo cual consiste en descargar y cargar por completo la
batería después de 4 o 5 ciclos de uso para restaurar el uso de su capacidad total y reducir en lo
posible los efectos negativos.

Recomendaciones importantes

Evitar la exposición al calor y/o frío intensos:
Las baterías están diseñadas para funcionar a temperatura ambiente, algo que es particularmente perjudicial es exponerlas a temperaturas altas, aunque no es posible controlar las condiciones climatológicas, si podemos evitar dejar nuestros equipos dentro de un automóvil cerrado expuesto al sol o cargar nuestro celular dentro del bolsillo con la batería pegada a nuestra pierna, cuando use un cargador de automóvil, es recomendable esperar a que la temperatura interna de la cabina se estabilice a un nivel agradable antes de conectar nuestro equipo.


Apagar el Teléfono:
Una de las prácticas más efectivas es la de administrar el consumo de energía según lo estrictamente necesario. Si no se planea contestar el teléfono durante la noche o después de horas de oficina, es muy recomendable apagarlo, esto permite que la batería se use solo en horas productivas, recordemos que tienen un número finito de ciclos de carga.

También se recomienda apagarlos en lugares donde no se tenga recepción o que la señal sea débil (dentro de edificios antiguos o en lugares alejados) los teléfonos buscan señales constantemente, lo cual gasta las baterías considerablemente. Como nota adicional, los celulares consumen más batería cuando están en modo de Roaming, así que es importante poner atención a los niveles de batería cuando estemos de viaje y en caso de que no esperemos llamadas por periodos largos, considerar apagarlo.

En caso de que no se vaya a usar la batería por un mes o más, se aconseja guardarla en un lugar seco y fresco, de preferencia alejado de objetos metálicos. Después de un tiempo de inactividad, las baterías se descargan paulatinamente, será necesario volver a cargarlas antes de ponerlas en uso.


Apagar la Alarma de Vibración:
Muchos equipos traen el modo de vibrador junto con el aviso de llamada activado de fábrica y una gran cantidad de usuarios lo tienen activado todo el tiempo. Esto gasta la batería innecesariamente ya que consume mucha energía, es preferible limitarlo solo a situaciones que sea indispensable, como en una sala de cine o una junta en el trabajo.


Disminuir la luminosidad de fondo:
Una de los elementos que más gasta la batería de los celulares es la pantalla, mientras mayor sea la luminosidad de ésta, mayor será el consumo de carga, aunque en lugares como dentro de una sala de cine sea importante (aunque algo molesto para los vecinos de asiento) es preferible bajar la luminosidad de la pantalla hasta donde resulte práctico, prueba reduciéndola a la mitad, así podras hablar sin conectarte por más tiempo.


Usa Protectores de Pantalla (Screensavers) sencillos:
El uso de protectores de pantalla llamativos y complicados, con muchos colores y gráficos en movimiento promueve un mayor consumo de energía que los protectores que muestran la hora o fecha, usa uno sencillo y habla por más tiempo.


Usa Ringtones Sencillos:
Los Ringtones musicales y complejos (Alertas de Llamada Entrante) ponen a trabajar el procesador de tu teléfono, lo cual usa más carga de batería que las alertas convencionales y sencillas.


Mantener el Volumen de la Alerta de Llamada Bajo:
Es recomendable mantener el volumen tan bajo como sea posible según las condiciones de ruido ambiental lo permitan, no se necesita el mismo volumen dentro de una oficina de trabajo que en una calle con tráfico, además de optimizar la vida de tu batería, tus compañeros de trabajo te agradecerán que le bajes un poquito a “La Cucharacha”.


Poner atención a la hora y el lugar de uso:
Los celulares consumen más batería cuando se usan en horas en que muchos usuarios utilizan la red, por lo tanto, si tienes una llamada importante que puede hacerse a las 7 de la mañana o a la 1 de la tarde, opta por hacerla temprano y tendrás una mayor autonomía de uso. El lugar en que se use también puede influir, los equipos tienen un mayor consumo de energía cuando se usan en lugares con mucho “Ruido Eléctrico” como pueden ser un centro comercial o un edificio de oficinas en el que se usen muchos aparatos eléctricos al mismo tiempo.


Limpiar los contactos de baterías periódicamente:
Después de meses de uso, es común que los contactos entre la batería y el teléfono celular acumulen polvo y suciedad, para maximizar la transferencia de energía se recomienda limpiarlos con un hisopo de algodón (cotonete) con unas gotas de alcohol, teniendo cuidado de solo humedecer levemente los contactos al limpiarlos para evitar que entren líquidos dentro del equipo.


Evitar usar funciones innecesarias:
Si sabes que no podrás conectarte por un periodo largo o te queda poca batería, evita el uso de la cámara (particularmente del flash), de la conexión a internet, bluetooth, GPS, etc. Solo usa las funciones que en verdad necesites. Un ejemplo muy común de esto es el referente al bluetooth, mucha gente lo trae prendido todo el día sin usarlo.


Usa un dispositivo manos libres con cable:
Los dispositivos Bluetooth ponen una carga extra al uso de la batería, si usas un manos libres con cable, no solo ahorrarás carga en tu reserva, sino que tendrás un mejor sonido, lo cual he comprobado personalmente con todos los auriculares Bluetooth que he probado, sobre todo cuando les queda la mitad de carga, no tienen la misma fidelidad, tal vez no te vas tan sofisticado, pero podrás seguir hablando cuando otros estén buscando un teléfono público.


Administrar la Duración de las Llamadas:
Esto puede parecer algo obvio, pero en cuantas ocasiones no hemos escuchado a alguien decir “me queda poca batería, tal vez se corte la llamada” para luego continuar hablando por 20 minutos hasta que el teléfono muere, si racionamos la cantidad de minutos que hablamos, sobre todo con poca carga, es posible llegar al final del día con un par de barritas de reserva.


Hablar en lugar de mandar e-mails:
En el caso de tener un teléfono con capacidad de envío de correos, si tienes algo rápido que decir, es mejor hacer una llamada y dejar un mensaje en el correo de voz, que enviar un correo, la conexión de datos gasta de 3 a 4 veces más energía que una conexión de voz.

En conclusión, hay muchas formas de ahorrar carga de batería y de usarla eficientemente, lo importante es conocer nuestras verdaderas necesidades y las características de nuestro equipo. Espero que estos consejos te sean útiles y que los pongas en práctica para que puedas mantenerte conectado a tus amigos en vez de a una conexión de pared.

http://www.comprarcelulares.com.mx/