La obtención de una 2ª hipoteca es una tarea que requiere cierto trabajo, pero se puede conseguir. Hay muchos propietarios actuales que han sufrido un embargo de su casa por no pagar la hipoteca.

Por: María Bertomeu

Si sus errores del pasado hicieron que sufriese una ejecución hipotecaria, o lo que es lo mismo sufrió un embargo de su vivienda por no pagar la hipoteca probablemente se sentirá como si le hubiese caído el mundo encima y que nunca más podrá comprarse una casa mediante la hipoteca de un banco.

La obtención de una 2ª hipoteca es una tarea que requiere cierto trabajo, pero se puede conseguir. Hay muchos propietarios actuales que han sufrido un embargo de su casa por no pagar la hipoteca.


Aprender de los errores
El primer paso para comprar una vivienda por segunda vez es ver que pasó la primera vez. Pregúntese porque no pudo hacer frente a los pagos de la hipoteca. Fue debido a la pérdida de empleo o la pérdida de ingresos, o hay otra razón de fondo? Muchas veces, el problema de fondo es otro.

El camino hacia el buen crédito se encuentra en la formación de hábitos de consumo racional y el uso responsable de su ingreso disponible.


Presupuestación de su estilo de vida
En primer lugar, debe aprender a vivir de su presupuesto. Es muy fácil excederse si no dispone de directrices, como cuando comemos sin ver las calorías que consumimos. La cuota de la hipoteca no debería exceder del 35% - 40% de sus ingresos netos mensuales. Esto significa que si sus ingresos mensuales y de su cónyuge son de unos 2000 €, la cuota de la hipoteca no debería ser de más de unos 700 u 800 €.

Tendrá que tener cuenta el presupuesta para las necesidades básicas, como como alimentos, servicios públicos y otras obligaciones financieras. Pregúntese si está preparado para convertirse en propietario de una casa en este momento de su vida financiera. Si sus ingresos no permiten el pago de hipoteca, tal vez el alquiler sea su mejor opción en estos momentos.


Trabajando para mejorar su relación con los bancos
El trabajo para mejorar su expediente de crédito es fundamental. Puede tomar un par de años para recuperarse del estigma del embargo. Hay muchas maneras para mejorar su relación con los bancos. Una buena opción es abrir un par de tarjetas de crédito.

Utilizar las tarjetas de crédito consumiento un 30% del crédito disponible de las mismas. Es un hábito, en vez de pagar con dinero efectivo pague con la tarjeta, sin excederese de ese 30% del límite. De esta forma podrá demostrar al banco que es un consumidor responsable. También es interesante sacar algún crédito de no más de 6.000 € y así sumar puntos y demostrar que el banco le ha prestado dinero a un cliente responsable. Con esto hay que tener cuidado y ser realmente responsable.

De nada sirve pedir un crédito y estar 2 años para pagarlo, no. La idea no es gastarse el dinero del crédito, si no perder cierta cantidad por los intereses pero devolver la totalidad del crédito en poco tiempo. Es una buena manera de hacerse amigo de los bancos.

Si cumplimos lo antes mencionado, un buen nivel de ingresos, que la cuota de la hipoteca no sobrepase el 40%, hemos contratado las tarjetas de crédito y un crédito, y lo hemos actuado de forma responsable, ya podemos ir al banco y pedirle la hipoteca de nuestra nueva vivienda.


MQP · Más que préstamos | Préstamos - Hipotecas
Más artículos: Hipotecas, Hipotecas baratas