Conceptos de Inversiones Asociados a Proyectos de Inversión

Una 1era Clasificación alude a las opciones de inversión (dependiente, independiente, mutuamente excluyente).
- Las inversiones dependientes son aquellas que para ser realizadas requieren que se haga otra inversión. Ej.: la construcción de un sistema de evacuación de residuos químicos en una planta de fertilizantes depende de que la planta se construya y esta planta depende del sistema para funcionar adecuadamente. Son proyectos complementarios y es conveniente evaluarlos conjuntamente.
- Las inversiones independientes son las que pueden realizarse sin depender ni afectar o ser afectadas por otros proyectos. Entre dos proyectos independientes se pueden hacer ambos, ninguno o sólo uno de ellos. Ej.: la decisión de alquilar o comprar un tinglado para el funcionamiento de un taller electromecánico es independiente de la decisión que se tome respecto de la inversión en el sistema informático que se utilizará.
- Las inversiones mutuamente excluyentes corresponde a proyectos opcionales: si se realiza uno no se lleva a cabo el otro. Ej.: las inversiones necesarias para la horticultura intensiva (invernadero) excluyen a las que se realizarían bajo un sistema extensivo.
Una 2da clasificación hace referencia a la finalidad del estudio (Rentabilidad del Proyecto, Rentabilidad del Inversionista, Capacidad de Pago) que refiere a qué se espera medir con su realización. En este contexto se pueden identificar 3 tipos de proyectos, para los que más adelante veremos, implican 3 flujos de caja diferentes. Por ello identificamos:
- Estudios para medir la rentabilidad de la inversión, independientemente de donde provengan los fondos y de quien realice la inversión. Es medir la rentabilidad del negocio.
- Estudios para medir la rentabilidad del inversionista o la rentabilidad de los recursos propios de quien realice la inversión si se lleva a cabo el proyecto.
- Estudios para medir la capacidad de pago: la capacidad del propio proyecto para enfrentar los compromisos de pago asumidos en un eventual endeudamiento para su realización a través de créditos bancarios, con acreedores o leasing.
La 3ra clasificación hace referencia al objeto de la inversión (Creación de un nuevo negocio – Proyecto de modernización: tercerización, reemplazo, ampliación – Proyecto de expansión)
- Una inversión realizada para crear un nuevo negocio está referida a que se inicia sin la existencia previa de una empresa en funcionamiento
- Los proyectos de modernización se refieren a que la decisión de invertir busca evaluar el cambio que se produciría en una empresa o negocio en marcha. Es así que puede distinguirse 3 alternativas: en primer lugar se encuentra la tercerización o la internalización de servicios cuya adopción puede o no implicar cambios en los costos o ingresos o nivel de operación pero es probable que sí en tiempos. Una segunda alternativa es el proyecto de inversión de reemplazo de equipos de poca capacidad por otros de mayor capacidad y una tercera se refiere a proyectos de inversión de ampliación, donde se complementa la capacidad instalada con nuevos equipos. Ambos solucionan un problema de crecimiento en el nivel de operación.
- Los proyectos de expansión es un tipo especial donde se evalúa una inversión que permite el lanzamiento de nuevos productos o la mejora de los existentes sin implicar necesariamente aumentar los niveles de operación actuales.



Economista, especialista en finanzas para pymes, créditos e hipotecas, financiamiento no tradicional para pymes.
Escribe para los siguientes sitios web: Creditos - Hipotecas - Prestamos