A medida que la tecnología ha llegado para nuestro beneficio, el pelo artificial ha mejorado, tanto que en la actualidad para comprar un producto de estos tan solo se debe buscar una tienda online de extensiones de pelo natural. Para muchos de nosotros las extensiones de pelo suenan como una cosa nueva, una gran innovación del mundo moderno. El hecho, sin embargo, es que la práctica de usar pelo falso ha existido desde los tiempos del antiguo Egipto.

En este siglo, la venta de extensiones de pelo natural ha aumentado y menguado de vez en cuando. En la década de 1940, cuando el pelo largo se convirtió en el "eso" que se puede tener, la demanda de venta de extensiones de pelo con calor aumentó. Pero debido a la forma en que se dañaban rápidamente, su moda no duro mucho.

A medida que la tecnología ha llegado para nuestro beneficio, el pelo artificial ha mejorado, tanto que en la actualidad para comprar un producto de estos tan solo se debe buscar una tienda online de extensiones de pelo natural.

Ahora hay dos tipos de extensiones de cabello: uno está hecho a partir de fibras artificiales mientras que el otro está hecho de cabello humano real. Cada uno tiene sus ventajas y desventajas. Hay que aclarar que las extensiones de pelo artificial están hechas de una variedad de fibras sintéticas, más comúnmente Kanekalon, toyokalon, y poliéster.

A diferencia de las fibras artificiales para las extensiones de pelo, que generalmente se colorean y toman su estilo en la fábrica, las extensiones de pelo hechas de cabello natural son mucho más versátiles: pueden ser lavadas, secadas, teñidas, encrespadas y sin mucho daño a los filamentos. Incluso hay extensiones de queratina para que puedan ser mucho más manejables.