El REIKI actúa a través de un practicante o de un maestro de REIKI, que se ha iniciado en la práctica y ha recibido una sintonización o empoderamiento. La persona que imparte REIKI a otra persona para armonizarla ha aprendido la técnica de imposición de las manos, transitando un primer y segundo nivel de enseñanza.

Por: Jorge A

Una vez que la persona ha recibido la primera sintonización o empoderamiento debe realizarse su primer autotratamiento. Cuando se ha recibido la primera sintonía, la energía invade el cuerpo y se experimentan una serie de cambios, que la persona debe ser capaz de sobrellevar. De ahí en más, los tratamientos a sí mismo deberán proporcionarse siempre, de manera regular, si es que se quiere recibir los beneficios del REIKI y transmitir los beneficios del REIKI a otros seres vivientes. Por lo tanto, un practicante o maestro de REIKI en cierta forma también se coloca del lado del paciente o receptor para recibir los beneficios del REIKI. Brinda REIKI y recibe REIKI de manera constante.

El autotratamiento o autoarmonización no es más que el tratamiento que se le puede realizar a otra persona, pero esta vez dedicado a uno mismo. Hay que concentrarse en las distintas partes del cuerpo e ir realizando la imposición de las palmas de las manos, para transmitir la energía vital universal hacia los centros energéticos y hacerla fluir por el cuerpo y por la mente.

El autotratamiento puede seguir un protocolo, comenzado por la parte delantera desde la cabeza y terminando en los pies, para recomenzar en la parte de atrás del propio cuerpo y volver a terminar con una imposición de manos en los pies. O puede ir alternando con imposiciones de manos en la parte de adelante y en la parte de atrás del propio cuerpo. Siempre se termina en los pies, que son como las raíces que conectan a la Tierra.

Hay quienes establecen el autotratamiento o autoarmonización como una rutina diaria, para lograr estar mejor consigo mismo y para poder transmitir mejor la energía. Sin embargo, el autotratamiento recorriendo todos los centros energéticos del cuerpo puede llevar un buen tiempo, quizás una hora o más, por lo que algunos comienzan las autoimposiciones de manos un día y continúan con el protocolo al día siguiente, en el punto donde habían abandonado.

También hay quienes se acostumbran a brindarse autotratamiento REIKI en cualquier lugar y momento del día, lo que puede ser muy beneficioso mientras se viaja, cuando se está en el trabajo o se permanece sentado en el sofá del living. Alcanza con que por unos minutos se coloque la palma de la mano en algunas de las zonas que se notan resentidas y concentrarse en enviarle la energía vital. Cada uno puede encontrar la mejor manera de autotratarse, lo importante es que no deje de hacerlo en forma regular. El autotratamiento es muy importante en quienes abrazan la práctica del REIKI, ya sea para ellos mismos o para transmitirla a los demás.
 Es hora de dejar de malgastar dinero en métodos que no funcionan. Sólo tiene que hacer una inversión mínima en "Curso Maestro Reiki™", y así podrá obtener los resultados que ha estado buscando por tanto tiempo, logrando esa tan ansiada felicidad.Haz clic aquí