En Dragon Ball, como en muchas otras historias, existe el típico personaje antagonista, que aunque participa del "equipo de los buenos", tiene un carácter bien diferenciado del resto del grupo. En este caso hablamos de Vegeta.

Por: Santiago Cuenca

En muchas historias, películas y series, es habitual encontrarnos con un personaje que forma parte del "Equipo de los buenos", pero con una personalidad algo arisca y menos sociable que el resto de sus compañeros. En los videojuegos y series de animación ésto se acentúa aún más, y algunos de estos personajes pasan a convertirse en clásicos, que rivalizan en popularidad con el héroe o protagonista principal de la trama.

Así por ejemplo vemos al rebelde Lobezno (Wolverine), dentro de los X-Men de Marvel, o a Seifer como parte de los Seeds (luego renegado y finalmente otra vez bueno) en Final Fantasy VIII. En el caso de Dragon Ball, existen varios personajes que comenzaron siendo rivales de Son Goku, a decir verdad la mayoría, y al final terminaron siendo parte de los Guerreros Z. Así Krilin, Yamcha o Ten Shin Han en su día fueron grandes rivales del pequeño saiya-jin de Dragon Ball. No obstante no fue hasta Piccolo, que nos encontramos con un villano en toda regla que finalmente pasó al bando contrario. Sin embargo, y aunque Piccolo podría haber dado perfectamente la talla para este cometido, su relación con Son Gohan y su papel de protector del pequeño le dieron tal imagen de ternura y cambio, que aunque conservó parte de su carisma, tuvo que ceder dicho papel al infame Vegeta. El principe de los saiya-jin mostró una crueldad y un salvajismo sin igual en sus orígenes, permitiéndose el lujo, incluso, de matar a su fiel compañero Nappa. Se reveló contra el déspota y aspirante a emperador del Universo, Freezer, a pesar de no tener apenas ninguna posibilidad contra él. Y a pesar de acompañar a los Guerreros Z durante años en sus aventuras, para los otros no era nada recomendable confiar en él. Despreció a su hijo, puso en peligro La Tierra en varias ocasiones por sus propias ansias de poder y victoria, no se preocupó por la vida de los humanos en casi ningún momento e incluso traicionó a los Guerreros Z, vendiéndose a un nuevo amo (Babidí) nuevamente tras años de mostrarse como un fiel aliado.

A pesar de todo, siempre estuvo en los momentos críticos para Goku, sus amigos y el planeta. A pesar de alegar que sus acciones eran interesadas, salvó al grupo y a su peor enemigo (Son Goku) en varias ocasiones, y los tiranos que intentaron someterle (Freezer y Babidi) jamás lo consiguieron del todo.

Su orgullo no le permitía ceder ante Goku y a sus amigos, pero del mismo modo impedía que el mal lo dominase del todo, pues si algo odiaba el príncipe Saiya-jin, es que cualquiera le controlase.

Y por dicho orgullo incomparable, su carisma, su actitud y su incomparable técnica de combate, Vegeta se convirtió en personaje clave de Dragon Ball y favorito de muchos fans.

Dragon Ball Z / GT / Kai
Vegeta
Goku