La educación ambiental es la encomendada de hacer concebir a la ciudadanía acerca de cómo se desempeña el medio ambiente que nos rodea en nuestra vida corriente y cómo el ser humano puede relacionarse con él de una manera consciente acerca del choque que puede provocar tal o cual obra.

Por: Guillote B.

La educación ambiental es la encomendada de hacer concebir a la ciudadanía acerca de cómo se desempeña el medio ambiente que nos rodea en nuestra vida corriente y cómo el ser humano puede relacionarse con él de una manera consciente acerca del choque que puede provocar tal o cual obra.

Uno de los deseos distinguidos de esta corriente de educación es crear un sentimiento de deferencia y convivencia con la naturaleza. A lo extenso de la historia hemos colonizado grandes espacios, y esto, al hacerse sin planificación ni los conocimientos necesarios, desembocó en desequilibrioos naturales que provocan fenómenos insospechados y poco deseables, como el calentamiento global, el efecto invernadero o la contaminación del medio y los cursos de agua.

Por eso es que es de trascendental importancia que empecemos a crear a nuestras visiones y prestar más atención a las señales que el entorno viviente nos facilita. Para esto aparece la educación ambiental, que no sólo busca ayudar a captar a la naturaleza y sus sistemas, sino que aún da ideas que apuntan a un aprovechamiento sustentable de los recursos naturales.

Básicamente, hay tres tipos de educación ambiental, y éstos son:
Conservacionista: Esta visión se sostiene especialmente en la no-intervención del humano. Considera que el ser humano no debe modificar el ambiente ni afectar a sus especies y hábitats. Las necesidades del humano pasan a un segundo plano.
Biologista: información ecológica acerca del funcionamiento de los subsistemas naturales y su conducta, tanto como los que la mano del individuo puede producir en los mismos.
Sustentable: Se enfoca es crear costumbres y impulsar decisiones con el fin de alcanzar un progreso sustentable. Esto es, un escenario donde la explotación de la naturaleza se hace de tal forma que los bienes luego se reponen a un ritmo semejante o aceptable.

Estos fueron, a grandes rasgos, el concepto y los tipos de educación ambiental. Es muy vital que como ciudadanía podamos a crear una consciencia universal acerca del mal que le estamos causando al planeta y de cómo todos podemos aportar nuestro granito de arena para colaborar a equilibrar la balanza natural.

Cuidemos lo que tenemos, mientras lo tengamos.

El concepto de educacion esta muy involucrado en este sentido. De esta manera, todos los tipos de educación deberán tener esto en cuenta para conquistar el objetivo que todos queremos.