Hace ya varios años que los seguros de coches no son más una excepción sino “la regla” en numerosos países. Con el aumento de la conciencia sobre los riesgos de accidentes y de cómo prevenirlos, los seguros han sido adquiridos por un número cada vez mayor de automovilistas, sin mencionar que...

Por: Francisco Aguirre

Hace ya varios años que los seguros de coches no son más una excepción sino “la regla” en numerosos países. Con el aumento de la conciencia sobre los riesgos de accidentes y de cómo prevenirlos, los seguros han sido adquiridos por un número cada vez mayor de automovilistas, sin mencionar que en diversos países las regulaciones de vialidad y gubernamentales han hecho de la compra de un seguro de coche algo obligatorio.

Mientras existan leyes que obliguen a todos los conductores a adquirir un seguro de coche, es altamente probable que las consecuencias e imprevistos cubiertos por los seguros de coches disminuyan.

Pero lo más importante sería evitar los accidentes en primer lugar, y esto sólo se puede lograr haciendo que cada conductor tome conciencia de la utilidad de obedecer las normas de tránsito, al mismo tiempo de valorar más su seguridad y con ello obtener como resultado final a un conductor más prudente, cuidadoso de su seguridad y de la de los demás.

A continuación presentamos una breve lista de las principales causas de accidentes al manejar:
  1. Sin lugar a dudas, la primera causa de accidentes es manejar en estado de ebriedad. El alcohol disminuye los tiempos de reacción, baja las inhibiciones (por ejemplo para manejar más rápido) y también disminuye la atención en otros automovilistas.
  2. No respetar las señales de tránsito (límites de velocidad, posibilidad o no de rebasar, curvas, etc.).
  3. No usar cinturón de seguridad
  4. Manejar cuando se está muy cansado o con sueño.

Estamos seguros de que ninguno de estos puntos le son desconocidos a nuestros lectores, y sin embargo, es sorprendente saber el número de accidentes que ocurren por cualquiera de estas causas, y que en varios casos se presentan dos o tres de ellas en el mismo accidente.

Cierto; todos deseamos nunca tener que necesitar los seguros de coches, pero hay veces que nosotros mismos podemos llegar a “pasarnos un alto” o peor aún, a pesar de respetar todos los señalamientos y usar cinturón de seguridad, tal vez nos topamos con una persona que viene manejando después de beber con sus amigos...

Los accidentes, por naturaleza, son imprevisibles (hasta cierto punto) y nos toca a cada persona el aminorar en lo posible las causas o posibilidades de esos accidentes a través de varias vías: la más obvia es cumpliendo los lineamientos para nuestra seguridad, la segunda es evitar en lo posible aquellos lugares, horas y vías que sepamos que tienen un alto número de accidentes; la tercera, usada como “una red de seguridad”, sería adquirir un buen seguro de coches, por si lo anterior no resultara ser suficiente.

Este es uno de los casos en los que es preferible ser cuidadoso “en exceso” en vez de confiar en que nada nos va a pasar. De esta manera, también lograremos disfrutar más nuestros viajes, ya sean al trabajo o a algún destino turístico de nuestro agrado.

Si desea conocer más acerca de seguros, puede visitar nuestro servicio de comparación de seguros de coches en línea ahora mismo.

Email: webdept@freewayinsurance.com