Descubre los ejercicios en silla, un método alternativo que te ayudará a desarrollar y aumentar los glúteos  Los ejercicios que se dirigen a los glúteos a menudo también se dirigen a los músculos de los muslos, por lo que es importante aislar los glúteos durante el ejercicio para que los cuádriceps y los isquiotibiales no realicen todo el trabajo.

Los ejercicios con una silla ayudan a sentir el aislamiento de los glúteos, y también proporcionan un método alternativo para las personas mayores o con problemas de equilibrio.

Ejercicio 1.

Apoya una silla contra la pared, siéntate en la silla con las rodillas dobladas, los pies planos en el suelo y un poco separados, cruza los brazos sobre el pecho, colocando cada mano en el hombro opuesto. Apóyate en el respaldar en una posición medio reclinada.

Manteniendo la espalda y los hombros rectos, inclínate ligeramente hacia adelante e impulsa tu cuerpo hacia arriba hasta ponerte de pie. Aprieta los glúteos para ayudar a estabilizar tu cuerpo cuando te levantas.

Evita el uso de las manos para elevar el cuerpo, ya que esto te impedirá utilizar los glúteos al levantarte. Lentamente baja de nuevo a una posición sentada en la silla.

Realiza de 8 a 10 repeticiones, descansa y repite la serie.

Ejercicio 2.

Realiza el mismo movimiento que el anterior, esta vez con los brazos extendidos al frente para ayudar a mantener el equilibrio y en lugar de volver a sentarte en la silla, permanece en cuclillas sobre el asiento. Debes apretar los glúteos y colocarte justo sobre la silla, no permitiendo que tu parte inferior quede apoyada sobre el asiento de la misma.

No extiendas las rodillas más allá de los dedos de los pies a medida que bajas el cuerpo hacia el asiento. Mantén esta posición durante cinco a diez segundos apretando los glúteos para impulsarte de nuevo hacia arriba.

Puedes hacer 1 o 2 series de 8 a 10 repeticiones.


Ejercicio 3.

Siéntate cerca del borde de la silla con las manos en los reposabrazos. Los pies deben estar apoyados en el suelo y ligeramente separados, y la parte superior del cuerpo debe estar en posición vertical (no debes inclinarte hacia adelante). Utilizando tus brazos para mantener el equilibrio únicamente, levanta lentamente las nalgas de la silla hasta que estés casi de pie, con las rodillas flexionadas. Haz una pausa y lentamente vuelve a sentarte.

Ejecuta de 8 a10 repeticiones. Descansa y repite la serie.

No olvides que un trasero bien formado dice mucho sobre su propietario y de cuanto trabajo duro y esfuerzo haz puesto en conseguirlo, por lo tanto debes ser perseverante y regular en tu entrenamiento, solo de esta forma lograrás ver los resultados que transformarán tu cuerpo y te harán sentir maravillosa en muy poco tiempo.

Si Estás Buscando Ayuda Y Consejos Para Aumentar Tus Glúteos Rápidamente visita:
Cómo Hacer Para Aumentar Los Glúteos