Durante años se ha pensado que para bajar de peso, el cardio es la clave. Esto se ha desmentido totalmente, y para quemar la grasa abdominal existen muchos mejores ejercicios y medios, junto con tu dieta.

Por: Nicolas Vidal

 Durante practicamente decadas se ha transimitido el cardio como el principal ejercicio para bajar de peso, y muchos otros beneficios para nuestra salud (tanto fisica como sicologica). Y en muchos casos, puede ser un conocimiento totalmente fundamentado y verdader, ¡Pero! aquellos que aseguran una rutina de cardio nos ayudará a quemar la grasa abdominal y bajar de peso rapidamente, no estan 100% en lo correcto. Vamos a explicar esto.

Antes que todo, es mi visión al menos, el cardio es fundamental para realizarse previo a cualquier plan de ejercitación: ya sea deporte, musculación o entrenamiento. Debido a que aumentamos la irrigación sanguinea a nuestros musculos, con mayor cantidad de oxigeno en la sangre; además de ayudar a prevenir lesiones musculares (igual es recomedable realizar ejercicios especificos de calentamiento). Es decir, el cardio como calentamiento, unos 10-20 minutos.

También encuentro muy recomendable el cardio para finalizar una rutina o entrenamiento ¿Por qué? Este ayuda a mejorar la recuperación muscular post-entrenamiento, ya que bajamos los niveles de acumulación de acido lactico, el cual podriamos decir es el que causa dolor muscular previo.

Pero, ¿Basar una rutina en base al cardio y nada más? lo encuentro más bien dudoso y de baja efectividad. Debido a que el ejercicio aerobico recurre en primera instancia a los carbohidratos, para la obtención de energía, luego el musculo y finalmente la grasa acumulada. Por lo que estariamos quemando antes nuestro musculo a la grasa abdominal.

Se ha dicho, y comprobado, que es mejor construir musculo magro, ya que este es capaz de consumir las grasas cuando nos encontramos en reposo (utilizandolos como fuente de energía). 

En conclusión, las mejores rutinas de ejercitación son aquellas que trabajan nuestro cuerpo como una sola pieza armonica (no enfocando tan solo un grupo muscular). Incluyendo cardio, ejercicios dinamicos sumamente intensos y levantamiento de pesas (no es necesario estar levantando a nuestro 100%, sino que un 60% bastará y será aún mejor.

 Además, ultimamente se esta hablando mucho sobre el efecto afterburn, el cual mediante determinados ejercicios nos permite quemar muchas más calorías, posterior a realizado el ejercicio.