El Aceite de Argán Cosmética es Mucho Más Que un Producto Cosmético, También Tiene Propiedades Terapéuticas, Medicinales

Cuando las personas escuchan hablar sobre el aceite de cosmética se imaginan que solo sirve como antiarrugas o como tratamiento capilar, sin embargo este tipo de aceite tiene más propiedades y beneficios de los que se imaginan, por ejemplo el tener componentes antiinflamatorias, antisépticas, fungicidas, cicatrizantes, bactericidas, anticancerígenas, antioxidantes, ácidos grasos esenciales y otros compuestos le da múltiples propiedades.

El aceite de argán es más que un producto cosmético, también tiene propiedades terapéuticas, medicinales y hasta relajantes, después de un día de ajetreo, un masaje con aceite de argán te ayudara a desinflamar músculos y tendones adoloridos, bajando no solo el dolor sino también dando la sensación de relajamiento y bienestar, además de que no es grasosos y se absorbe fácilmente en la piel por lo cual no mancha tu ropa.

Desde hace mucho tiempo cuando algún miembro de las tribus bereberes de Marruecos tenían alguna herida o una infección en la piel se aplicaba aceite de argán con resultados muy eficaces, pues no solo cicatrizaba rápidamente sino que no se infectaba y lo mejor es que no quedaba cicatriz o marca, aún sigue utilizándose con el mismo propósito incluyendo para curar las rozaduras de los bebes.

El efecto antiinflamatorio del aceite de argán cosmética se utiliza no solo en masajes también con personas que padecen artritis y osteoartritis para desinflamar las articulaciones y disminuir el dolor, se utiliza incluso en una contracción muscular para aliviar la inflamación y el dolor.

No es por nada que las tribus bereberes quienes descubrieron este precioso elixir estuvieran tan vinculados a él tanto en su gastronomía como en su medicina tradicional, actualmente muchos institutos de investigaciones prestigiosos están estudiando las propiedades del aceite de argán y por lo que han descubierto el aceite de argán al parecer tiene propiedades anticancerígenas especialmente en aquellas producidas por los radicales libres liberador por los rayos ultravioleta.

Es utilizado para combatir infecciones en la piel como dermatitis y evitar que la piel afectada por acné se infecte dejando marcas desagradables en la piel, por ello en pequeñas dosis ayuda a eliminar el acné, en micosis sus agentes fungicidas son auxiliares excelentes en los tratamientos contra estas enfermedades.

Además de sus ya conocidas propiedades cosméticas como antiarrugas, reafirmante de la piel, también es utilizado como tratamiento de reparación y humectación capilar, además de ayudar a endurecer y abrillantar las uñas, devolviéndoles su esmalte y color natural.

Los antioxidantes del aceite de argán ayudan a retrasar el envejecimiento a la vez que evitan algunos tipos de canceres al inhibir la acción de los radicales libres, la principal función de los ácidos grasos esenciales es la de reparar tejidos por lo que no solo le dan firmeza a la piel sino que también ayudan a cicatrizar heridas al aplicar el aceite de argán sobre estas.

Este aceite es una verdadera maravilla de la naturaleza que no solo ayuda a preservar la belleza de la piel, el cabello y las uñas, también tiene más funciones de las que se conoce y falta ver que más propiedades descubren los científicos.


¿Te gustaría conocer más sobre las diferencias entre el aceite de argán cosmética y el alimentario? Sigue leyendo mis artículos sobre el aceite de argán.