En la antigüedad fueron los fenicios quienes abrieron el comercio del aceite de argán, hoy en día es el internet quien está dado a conocer a pasos a agigantados los resultados de las investigaciones científicas de este maravilloso aceite al que muchos ya están llamando el elixir de la juventud, por

Por: Lucia Peralta

Aunque el aceite de argán fue descubierto por los bereberes de Marruecos los fenicios tuvieron una labor muy importante en su distribución a lo largo del mundo, este pueblo que era comerciante por excelencia llevaba productos a lo largo de las costas de África, Asia y parte de Europa, al principal forma de comercio era el trueque aunque pronto aprendieron a utilizar la moneda.

Fue de esta forma que el mundo antiguo conoció al aceite de argán, aunque al principio no existía el aceite de argán cosmética, ellos empleaban este aceite indistintamente así como nosotros en muchas ocasiones utilizamos al aceite de oliva como tratamiento capilar.

El mundo antiguo conoció primero el aceite de argán en la gastronomía, sin embargo fue remplazado por el aceite de oliva que tiene un sabor más suave y pronto el aceite de argán cayo en el olvido, después Francia se interesó en el por aceite de argán por su capacidad para saponificar, es decir para hacer jabones a partir de este aceite.

Sin embargo, las investigaciones recientes tanto de la ciencia como de la industria cosmética han puesto al aceite de argán de nuevo en la mira de la gente. Las propiedades de este aceite le han dado usos tan variados que desde la antigüedad ya se le daban y que la gente lo había olvidado, por ejemplo en Egipto ya se utilizaba el aceite de argán como cosmético, las mujeres bereberes lo utilizaban no solo como parte de su gastronomía sino también para cuidar su cabello y piel, así como parte de su medicina tradicional.

Hoy en día se extrae el aceite de argán cosmética y el alimentario que difiere en su extracción en que el primero no se tuestan las semillas antes de que se muelan, de esta forma se trata de conservar todas las propiedades del argán, para que sean absorbidos por los tejidos.

En la antigüedad fueron los fenicios quienes abrieron el comercio del aceite de argán, hoy en día es el internet quien está dado a conocer a pasos a agigantados los resultados de las investigaciones científicas de este maravilloso aceite al que muchos ya están llamando el elixir de la juventud, por sus múltiples propiedades entre las que se encuentran las de retardar el envejecimiento.

Y es porque el aceite de argán está conformado principalmente por antioxidantes, ácidos grasos esenciales, carotenoides, lupeol, ácido ferúlico, esqueleno, y otros compuestos que lo hacen único entre los aceites de origen vegetal, pero también le confieren tatas propiedades y beneficios.

Actualmente este aceite está adquiriendo fama debido a que es recomendado de familiar a familiar y de amigo a amigo, su eficacia es la que le está forjando su fama, esto a hecho que la demanda crezca por lo que hay que tener mucho cuidado a la hora de comprar el aceite de argán para evitar problemas y adquirir un aceite de mala calidad o mezclado con otro tipo de aceite.


Si deseas conocer más acerca de los usos del aceite de argán cosmética y las características del aceite de argán sigue leyendo mis artículos