En climas secos el calor y el viento son los principales enemigos del cabello, normalmente el cabello está conformado por cutículas, que al exponerse al sol se deshidratan y evitan que la humedad recorra todo el cabello, aunado a esto el viento enreda el cabello y hace que se golpeen entre ellos hac

Por: Lucia Peralta

En climas secos el calor y el viento son los principales enemigos del cabello, normalmente el cabello está conformado por cutículas, que al exponerse al sol se deshidratan y evitan que la humedad recorra todo el cabello, aunado a esto el viento enreda el cabello y hace que se golpeen entre ellos haciendo que se rompan las cutículas y que se abran las puntas.

Una forma de cuidar tu cabello en climas secos es aplicando aceite de argán, este es un antiguo remedio de las mujeres bereberes de Marruecos quienes lo descubrieron y lo han utilizado desde hace cientos de años de generación en generación.

Este aceite tiene la propiedad de regenerar el cabello al fomentar la producción de queratina que repara y repone las cutículas dañadas siendo una gran ventaja porque también humecta el cabello proporcionándole fuerza a todo el cabello y evitando que se caiga.

Las mujeres bereberes han aplicado el aceite de argán para el pelo para evitar que los elementos del clima maltraten su cabello, pero también lo utilizan para proteger su piel y la de sus bebes del clima árido pero con corrientes frías provenientes del atlántico que aunque le dan una temperatura más estable a algunas regiones de Marruecos, también hace que las personas que viven a la intemperie como las tribus nómadas de los bereberes, se les maltrate con facilidad la piel y el cabello.

Por si esto fuera poco nosotros recreamos el clima seco y airoso con la secadora haciendo que se maltrate demasiado nuestro cabello volviéndolo frágil y quebradizo, podemos ayudar a fortalecerlo si aplicamos aceite de argán ya sea como tratamiento capilar semanal o como un protector diario, se puede utilizar como desenredante, para evitar la estática o frizz y para darle brillo instantáneo.

Puedes cuidar tu cabello de forma sencilla con este antiguo remedio bereber no solo te ayudara en climas secos, sino también de las agresiones que pueden causar los tintes y los cambios de apariencias como ondulaciones o alaciados.

En la actualidad se ha visto que al aplicar el aceite de argán para el pelo en el cabello rizado este no se esponja tanto y los rulos se mantienen hidratados durante todo el día, en el cabello lacio el este permanece lacio sin estática y sedoso sin sensación grasosa.

Si tu cabello es extremadamente seco puedes mezclar el aceite de argán con aceite de almendras, o aceite de rosa de mosqueta e incluso con un poco de jalea real, pero asegúrate de aplicar esta mezcla de noche, pues aunque el aceite de argán no es grasoso, los otros aceites si y pueden reaccionar de forma negativa con el sol maltratando tu cabello.

Otra forma de cuidar tu cabello muy seco pero que te puede salir un poco más costoso es aplicar dos veces al día aceite de argán, pero de esta forma no tendrías que preocuparte de salir de día y quemar tu cabello o acostarte y engrasar tu almohada, el único inconveniente es el costo del aceite de argán que es muy elevado, sin embargo bien vale la pena el esfuerzo cuando tu cabello se vea hermoso y radiante sin importar el clima.


Si deseas conocer más acerca del aceite de argán o como utilizar el aceite de argán para el pelo sigue leyendo mis artículos.