El calibre y la tensión en las cuerdas de tu guitarra siempre van a depender del tipo de afinación que le proporciones a la misma.

Por: Carlos Almanzar

La afinación de la nota que se crea por una cuerda acata tres causas esenciales: la tensión a la que se somete, que es controlada por las clavijas de afinación; la longitud vibratoria, que es determinada por la distancia calibre y tensión en las cuerdas entre la cejuela del diapasón y del puente; y la masa que posee.

Al aumentar el diámetro y el peso de la cuerda, igualmente se aumenta su masa. En caso de que esta sea sometida a cierta tensión dos cuerdas que conservan la misma longitud, la que tiene mayor masa vibrará a un ritmo mínimo, creando de esta manera una nota más grave. Por ese motivo es que las cuerdas graves se hacen gradualmente más gruesas y pesadas con el transcurrir del tiempo.

Los diámetros de las cuerdas de acero son enunciados como calibres –medio corrientemente en secciones de pulgadas-. Los juegos de cuerdas están graduados de modo que su tensión sea todo lo sólido que sea viable cuando son afinadas y para que ofrezcan una resistencia bien equilibrada a la digitación de la mano izquierda, o sea, a la mano del traste. Los juegos de cuerdas comúnmente son etiquetados como “heavy”, “medium”, “light”, “extra-light” y “ultra-light”.

El nombre que le proveen a estos juegos de cuerdas puede variar y pueden hallarse juegos intermedios como “medium-light”. Igualmente, las cuerdas pueden comprarse sueltas casi de cualquier calibre, entonces se puede hacer cualquier combinación anhelada por el guitarrista.

Cuando reemplazamos las cuerdas empleando diferentes calibres, asimismo cambia su sonido y su tacto. Las cuerdas que han de tener un calibre delgado poseen más disposición para ser manejadas, debido a que su tensión es menor.

No obstante, es un poco difícil mantenerla afinada, proponen menor volumen y permanencia de la nota y también pueden desafinarse ciertas notas por accidente si se tiran de ellas al hacer acordes. Por lo que los juegos de cuerdas con calibre grueso resultan contrarios.

Las cuerdas fabricadas de nylon clásicas están en diferentes tensiones y calibres. Dependiendo del tipo de nylon se fabrican cuerdas duras, intermedias o ligeras. Las cuerdas de flamenco, que generalmente son de color rojo son regularmente duras, debido a que esto resulta útil para el sonido de la música flamenca, a la velocidad de su digitación y a la menor altura que poseen las curdas sobre el mástil.

RECOMENDACIONES:

http://www.comoaprenderatocarlaguitarra.com/