Inversionistas extranjeros siguen apostando fuertemente a invertir en inmuebles en España. Algunas de las opciones más buscadas son las villas y casas de lujo en Ibiza

Por: Nelson Garcia

El mercado inmobiliario español ha conseguido mantenerse a pesar de la situación económica actual. Las viviendas en la costa de alta gama, como las villas de lujo en Ibiza, no solo han bajado sus precios, sino que además han aumentado su valor, en algunos casos incluso hasta un 5 por ciento. La mayoría de los interesados en villas de lujo en Ibiza son clientes extranjeros que buscan casas en la costa, procedentes de países como Rusia, Suiza o de la zona escandinava.

De cara al verano, se produce el mayor movimiento en el sector y es cuando aumenta la demanda de villas de lujo en Ibiza. El mercado ruso es de unos de los más importantes en lo que a casas de lujo en Ibiza se refiere y se estima que en el futuro lo siga siendo, ya que suponen un alto porcentaje de compra en esta zona. Son los denominados “nuevos ricos” que no tienen problemas de financiación ni de créditos. Buscan casas de lujo en Ibiza y en otros destinos costeros, en primera línea de playa y quieren hacerse con las principales propiedades que con la crisis, se han puesto en venta.

Las casas de lujo en Ibiza, revalorizadas por los españoles

Las casas de lujo en Ibiza han experimentado también un gran crecimiento gracias a aquellos españoles a los que la crisis no les ha pasado factura. Estos han aprovechado el descenso inicial de los precios para hacerse con propiedades de lujo como segundas residencias en las principales zonas de la costa españolas, lo que ha influido también en el actual crecimiento del sector inmobiliario del lujo en España.

Mientras muchos siguen protegiendo su dinero para sobrevivir a la crisis, otros ven buenas oportunidades y se lanzan a invertir en casas de lujo en Ibiza y otros lugares del archipiélago balear. Realizar una inversión de este tipo puede representar una ganancia importante en los años futuros, así lo piensan los magnates extranjeros de países como Rusia o Suecia, que buscan villas de lujo en Ibiza como inversiones a largo plazo. Además de contar con una casa de playa, están seguros de que su inversión les dará frutos.