Por: Kirill Nuñez

Este monasterio lo mandó construir el rey de España Felipe II en 1557, para conmemorar la victoria del Ejército español sobre el francés en la batalla de San Quintín.

El nombre del Escorial parece que viene del sitio donde se construyó el monasterio porque en él había una herrería y las escorias que tiraban de esta herrería formaban un gran montón, por lo que todo el mundo llamaba a aquel sitio el Escorial.

Otros dicen que el primer nombre fue el Escurial, de la palabra “escuro” porque el sitio donde se construyó el monasterio era muy oscuro a causa de estar cubierto de un espeso bosque que fue cortado para construir el monasterio.

Empezó a construir el monasterio el arquitecto español Juan Bautista deToledo, que dirigió la construcción hasta 1577; después el italiano Juan Bautista Costella, y desde 1579 hasta que se terminó en 1584 el arquitecto español Juan de Herrera.

El edificio tiene la forma de un gran rectángulo con una ala lateral al Este que es donde estaban las habitaciones de Felipe II. En cada una de las esquinas hay una torre, que es el único detalle de estilo castellano de la construcción.

El conjunto de la construcción corresponde al frío y seco estilo grecoromano. Aumenta esta impresión el que los edificios de la construcción están hechos de bloques de granito gris que, unido al paisaje que los rodea, gris, frío y serio, parece que conserva en toda su fría grandeza el carácter del rey que lo construyó y de la época en que fue construido.

Si el exterior del Monasterio, aparte de su grandeza, no es muy atractivo, el interior es todo lo contrario. La Iglesia Central, que está hecha como la de la Catedral de San Pedro en Roma es de una majestuosa y rica grandeza. Debajo de ella de encuentra el famoso Panteón de los Reyes, donde se conservan los restos de todos los reyes de España.

Todo el interior del Escorial que tiene 1860 habitaciones, es un verdadero museo, donde se conservan obras de escultura, talla y orfebrería únicas en el mundo. Hay tambien en el Escorial un verdadero tesoro en cuadros de los mejores pintores de todas las épocas. La Biblioteca del Escorial tiene también un valor incalculable, sobre todo en manuscriptos.

El Escorial es visitado cada año por decenas de miles de personas españolas y extranjeras y es considerado como una de las maravillas del mundo.

http://www.viajar-por-el-mundo.com/