El Factoraje: una Inyección Alternativa de Capital

Sin embargo, ajeno para muchos e incierto para otros, el factoraje financiero, “factoring” o descuento de facturas a cambio de efectivo, podría convertirse en una inyección alternativa, que puede ayudar a sanar los tristes estados financieros y brindar un mayor dinamismo y liquidez a las empresas.

Mientras en muchos de los países de la región es una actividad que va cobrando mayor fuerza, en otros, todavía se mantiene como una actividad en pañales y rodeada de perjuicios.

De acuerdo con varios consultores, aún existe la idea de que los clientes acuden al descuento de facturas porque están en una mala situación financiera, cuando en realidad se trata de una actividad que podría aumentar la rentabilidad de la empresa. “El cliente puede estar en una excelente situación financiera pero necesita, para efectos de oportunidad, hacer un buen negocio y rápido. La razón del tiempo es muy importante y en finanzas el tiempo se traduce en un costo”.

En algunos países, la falta de acceso a crédito bancario representa un grave problema para las empresas, especialmente las medianas y pequeñas, muchas de las cuales tienen muy buenos clientes, razón por la cual el factoraje viene a satisfacer esta necesidad
Los malos financieros

Uno de los graves problemas que afrontan las empresas es que en ocasiones sus clientes se tardan mucho en pagar sus cuentas, lo cual crea cierta falta de dinamismo y crecimiento a las empresas que las estanca. “Muchas empresas tienen muchas cuentas por cobrar muy buenas, que les quitan liquidez para el manejo de sus negocios”

Existen empresas que cuentan con una excelente cartera, pero que por procesos internos de la misma empresa tienen sus períodos de pago de treinta, sesenta y hasta noventa días.

Aún cuando puedan existir excelentes compradores o excelentes vendedores, muchas veces se tienen muy malos financieros, que no saben cobrar o no saben crear planes atractivos de crédito para sus clientes.
En pañales

La actividad del factoraje ha venido cobrando cada vez más fuerza en América Latina y en la región. En Panamá existen aproximadamente 10 empresas de factoraje financiero y en Costa Rica existen 40.

El factoraje en el mundo se ha más que duplicado en los últimos diez años e, inclusive, muchos bancos cuentan con departamentos enteros de factoraje.


El Factoring es una particularidad financiera que protege el funcionamiento de la vida económica de las empresas. Si estas en Bogotá o Cali y tienes facturas que puedes negociar, obtienes muy buenas alternativas en Factoring Colombia. Estas alternativas permiten obtener liquidez y posibilitan un efectivo urgente para poder seguir creando ventajas económicas en el mercado.