El Hatha Yoga permite comenzar la introspección y autoconocimiento que nos llevará a la obtención de la calma inmutable e imperecedera.
El Hatha Yoga permite comenzar la introspección y autoconocimiento que nos llevará a la obtención de la calma inmutable e imperecedera.

La ciencia del Yoga, que proviene de la más antigua escuela espiritual conocida, nos enseña, moldea, foguea y nos une a la totalidad, a la conciencia de Dios o Brahman. La finalidad de un yoghi es la de alcanzar la fusión total con Dios. Yoga viene del sánscrito YUG que significa unificación.

El Yoga está constituido por un sistema científico-filosófico que no sólo posibilita que el cuerpo alcance grandes proezas, sino que actúa primeramente en la disolución del plano psico- emocional, lo que lleva a la comprensión profunda de sí mismo desde un aspecto netamente psico-espiritual, permitiendo así la disolución del sufrimiento y la especulación material y temporal dentro de lo relativo.

El cese de la vorágine mental permite entablar una relación verdadera con uno mismo y en consecuencia esto permite experimentar momentos cada vez más prolongados de calma y profundidad.

El Hatha Yoga se compone de varios elementos y uno de los más conocidos en occidente son las posturas físicas llamadas en el yoga Asanas. Estas permiten trabajar el cuerpo de varias formas y proporcionan a la persona los siguientes elementos:
  1. Fuerza
  2. Resistencia
  3. Respiración
  4. Equilibrio
  5. Elasticidad
  6. Flexibilidad
  7. Actitud
  8. Concentración
  9. Conocimiento
  10. Entendimiento
  11. Saber escuchar
Cada uno de estos elementos está entrelazado y se logran de forma sucesiva. Al trabajarlas en conjunto logran la integridad física y mental necesaria para la realización del Asana y la verdadera práctica del Hatha Yoga.

Una vez iniciada la práctica del Hatha Yoga, comienza en el cuerpo y la mente un proceso de introspección que eventualmente llevará a comprender de mejor manera las fluctuaciones de pensamiento, su origen, las consecuencias que generan y las formas y situaciones que las hacen perpetuarse en el tiempo.

A través de la introspección se comienza a discriminar aquello que es importante  y aquello que sólo es pasajero. Con la práctica del Hatha Yoga la identificación con aquello que es real pero no verdadero va siendo cada vez menor.

Gheranda el Yoghi que dejó para nosotros el Gheranda Samhita uno de los manuales Yóguicos mas importantes dijo:

“NO HAY CADENAS COMO LAS DE LA ILUSIÓN (MAYA). NO HAY FUERZA COMO LA QUE PROVIENE DE LA DISCIPLINA YOGA. NO HAY AMIGO MAS ELEVADO QUE EL CONOCIMIENTO (JÑANA). Y NO HAY ENEMIGO MAYOR QUE EL SENTIMIENTO DE INDIVIDUALIDAD (AHAMKARA)”

Namaste.

Babacharan Yoghi cuenta con más de 20 años de experiencia en la práctica de las distintas técnicas del Hatha Yoga. Actualmente es Director de Estudios Yoghicos en Atmadev Centro de Desarrollo Humano.

Para mayor información sobre Babacharan y su trabajo visita www.atmadev.com.mx