El papel de la familia mexicana y la erradicación del Machismo. Origen de este grave mal que refleja el comportamiento de una falta de valores y principios tan fundamentales para el sano desarrollo de una sociedad.

Por: David Jimenez

Instituto de Ciencias y Educación Superior, A.C.
Maestría en Liderazgo Desarrollador
Materia: Axiología del Mexicano

El Machismo en México y la Familia…
Hablar de Machismo en pleno siglo XXI sigue siendo tema de discusión; no obstante se cree que sólo en las sociedades menos evolucionadas se mantiene ésta práctica. Lamentablemente no es así. En la sociedad mexicana tiene su raíz –por ignorancia o por desconocimiento- desde la formación en los primeros años de desarrollo del menor. ¿Por qué razón?, desde pequeños; nuestros padres delimitan los roles que dependiendo del género será el tipo de actividad predominante tanto para hombres como para mujeres. No existe una actitud incluyente que permita el libre vínculo entre ambos sexos y esto se ve muy claro en simples detalles como: juguetes (armas, carritos, muñecos y de destreza) sólo para niños; juegos de té, muñecas y casitas (sólo para niñas). A mercadotecnia ha jugado un papel importante porque de manera sigilosa se va “programando el cerebro del individuo” y delimitando su participación dentro de la sociedad. Actualmente en el Jardín de Niños se realizan prácticas más incluyentes, donde los pequeños conviven e interactúan en un ambiente más igualitario.
El problema recae cuando en casa el seguimiento a estos principios es truncado por las acciones que toma el padre o la madre durante el tiempo que los hijos no están en clase. Es común ver a la mujer practicando labores domésticas y del cuidado de los hijos y de las tareas escolares sin el apoyo de los integrantes de la familia. Que gran error. Los tiempos cambian, la tecnología nos rebasa pero seguimos inmersos en acciones y actitudes lejos del “Desarrollo del Ser”, punto tan neurálgico como base y promotora de los Principios y Valores-La Familia-.
Atendiendo a lo anterior; observo la necesidad de “Cambiar para Evolucionar”. No es necesario recurrir a nuevas leyes y contenidos “ambiguos, confusos y de no difusión. La solución para este grave problema se encuentra en el ejercer la libre voluntad mediante “Programas de Difusión Masiva” tanto en las escuelas como en el trabajo, donde la participación de la Familia sea lo más importante. Explotar la creatividad que nos caracteriza como sociedad –creatividad, religiosidad y familia- pilares reconocidos desde tiempos remotos.
No basta con promover “La Equidad de Género” en los centros de trabajo, sino se entiende el concepto; y de sus alcances ni hablar. No basta con publicar carteles –que nadie lee- ni pláticas de 10 minutos si su esencia no es llevada a la práctica en todos los ámbitos en que nos desarrollemos.
Resulta lamentable como se ha “Torcido el Comportamiento Humano”, atendiendo a necesidades particulares y egoístas, donde unos aplastan y humillan a otros por la pobre justificación de que “El hombre nació para mandar y la Mujer para servirle”.
El compromiso no debe ser de unos cuantos, la forma de pensar y de actuar debe cambiar por el bien de nosotros mismos. Recordemos que de todos los animales somos los únicos con capacidad de ejercer nuestro libre albedrío; hagamos uso racional y efectivo de el para “Aprender a educar a quienes en un futuro serán los formadores de una nueva Sociedad”.


David Jiménez García
J730J
Chapingo


Ing. Arq. David Jiménez