Quien no ha escuchado alguna vez acerca de este juego. El juego es muy fácil y divertido de jugar. No es necesario tener mucho material para jugarlo.

Por: Ana Soto

Para poder ganar este juego es necesario formar cuatro cerritos de cartas que van desde el As hasta el Rey. Este es el objetivo principal, se tiene que conseguir todas las cartas para poder ganarlo. Solo se requiere de un jugador.
Creo que todos en nuestras vidas alguna vez hemos explorado el sistema de computadora llamado Windows. Este sistema trae por default un par de juegos clásicos entre ellos se encuentra el Solitario. La versión de Windows empieza con 28 cartas divididas en 7 columnas. Todas las cartas deben de ser cincuenta y dos. Cada columna tiene un número diferente de cartas. La primera tiene una carta, la segunda fila dos, la tercera tres y así sucesivamente hasta que la séptima tenga siente cartas. De entre estas siente pilas de cartas solamente la que esta hasta abajo se encontrara visible. En la parte superior de estas siete pilas debe de haber un espacio para formar 4 juegos de As a Rey del mismo palo. Y a un costado izquierdo es necesario poner el sobrante de las cartas.
El propósito de juego es formar los cuatro juegos de cartade la parte de arriba comenzando con el As. Para conseguir eso existen varios pasos que hay que hacer para llegar a ello. Lo primero es acomodar las cartas visibles de las siete pilas en un orden de Rey a As pero intercalando colores. Por ejemplo si el Rey es de color negro entonces la Reina será de color Rojo y el Jack de color negro y asi sucesivamente. Si en caso dado existe un As que esta visible en algunas de las 7 pilas entonces se coloca en los espacios superiores para empezar a formar las cuatro pilas. El montoncito de cartas que está en la parte superior izquierda se van destapando tres por tres y si alguna de esas cartas es apropiada tanto para las cuatro pilas de arriba como para las siete pilas de abajo entonces puede ser utilizada.

Es importante mencionar que es posible que el juego Solitario llegue a un momento de no poder solucionarse y en este caso se deben de revolver las cartas y comenzar nuevamente.