El Terrorismo y la Delincuencia Organizada en las Carceles Españolas

 http://centrodecriminologia.blogspot.com/

Hoy en da el problema del terrorismo y de la delincuencia armada contina siendo de los principales retos en materia de seguridad nacional de los pases desarrollados y Espaa no se escapa de este cncer que poco a poco va cobrando fuerzas a nivel grupal o celular de estas organizaciones. Este crecimiento conspirativo si se le puede llamar es de alarma general y esto queda evidenciado en el amplio nmero de internos pertenecientes a distintas bandas armadas, de los que en su gran mayora (aplastante hegemona) corresponden a ETA y un considerable grupo a GRAPO, y en materia de terrorismo una pequea representacin de los islamistas.

Es bien sabido el seguimiento que estas organizaciones delictivas le dan a sus miembros incluso cuando ingresan a prisin, de manera tal que muchas veces son objetos de negociaciones en un proceso de guerra meditica que a veces son aprovechados al mximo por las organizaciones de cara a lograr conquistas o por el mismo Estado con los fines de imponer su poltica. El sector islamista en esta lista, ha tenido mayor relevancia en la poltica Espaola luego de los ltimos atentados perpetrados en diferentes ciudades del mundo (ejemplo 11-M).

La influencia ejercida por estas organizaciones es tan imponente que le exigen a sus subordinados una especie de lealtad, como forma de controlar sus efectivos, cohibindole y restringindole el derecho de tener voz y prohibindole su salida de la Banda Terrorista, propicindose en el Estado una especie de contraataque donde apuesta por el abandono de los disconformes, as como de la declaracin o revelacin (voz) de datos importantes a favor del Gobierno Espaol. Este estado de contraataque termina creando lo que se denomina la guerra de desgaste.
Es en 1989 que el Estado decide aplicar la llamada Poltica de Dispersin de los presos etarras con mira a destruir cualquier nexo o vestigio que pueda haber entre ellos, y de esa manera contribuir a un mejor tratamiento de cara a la reinsercin solo logrando un incremento en los mtodos violentos de estas organizacin, aunque a mi criterio ello representaba un duro golpe para la delincuencia organizada en general.

De una u otra manera, estas organizaciones cuentan con una gran capacidad de financiacin y ETA en particular ha dirigido muchos recursos y esfuerzos hacia sus presos, con la finalidad de lograr su libertad inmediata, la reagrupacin en crceles cerca del Pas Vasco argumentando la crueldad para los familiares de los presos e incluso acusando al Estado de genocida por los accidentes de trnsito producidos.

Es por esto que la poltica de dispersin se convierte en el principal enemigo de ETA y empieza a encrudecer sus mtodos y agitar sus banderas en lucha a esta poltica. A finales de los 90 el chantaje ETA alcanza gran intensidad cuando secuestra Miguel ngel Blanco exigiendo el acercamiento a crceles prximas a Euskadi como respuesta desesperada a la dispersin de sus presos. Finalmente fue asesinado.

GRAPO por su parte, dentro de su proceder no se escapa a laguerra de desgaste y podemos circunscribir su modus operandi a la estrategia de la resistencia se puede resistir y vencer. El asesinato se constituye como una de las medidas que ms ha venido utilizando GRAPO en el transcurrir de su historia, as como el apoyo a sus presos. Otra medida ha sido el gran proselitismo desarrollado por GRAPO, aspecto en cual coinciden con organizaciones como los islamistas, no siendo as para ETA, ya que generalmente no hace proselitismo.

El tema del terrorismo Islamista es diferente, ya que a diferencia de las dems organizaciones que luchan por reivindicaciones separatistas y conquistas polticas, este tipo de terrorismo tiene una profunda influencia del factor religin y muchos se constituyen en islamistas de corte radical, dndose bice a que la mayor parte de estos islamistas se encuentren en los centros de culto y en las crceles. A mi criterio este es un terrorismo ms cruento y violento que los antes analizados, en virtud de que no tiene frontera y pone su blanco sobre la aglutinacin de masas y luego del 11-M ha venido a desplazar a ETA en hegemona. Es por todo esto que entendemos que las prisiones juegan un papel fundamental en la lucha antiterrorista.





Lic. Geovanny Vicente Romero

Criminlogo y Penitenciarista.
http://centrodecriminologia.blogspot.com/
https://www.facebook.com/geovannyvicenteromero
https://twitter.com/#!/geovannyvicentr