El diseño de una página web no solo incluye la parte técnica, también debe ser amigable y fácil de navegar para el usuario.

Por: Maria Demori

Hacer una página web amigable puede suponer la diferencia entre el éxito o el fracaso. Es por esto que algo realmente positivo es intentar ponerse en el lugar del usuario e intentar ver la web desde su punto de vista. Es esencial que tanto tú como diseñador, como la audiencia de tu página web se encuentren en harmonía, en el mismo nivel de entendimiento del diseño web.

A continuación indicamos una serie de consejos que te ayudarán a saber cómo diseñar una página web de forma amigable:

Una página de inicio acogedora

Por algo se le llama “home” a la página de inicio… Como diseñador debes tratar de hacer esta página lo más acogedora posible. Una mala página de inicio hará que las visitas abandonen tu sitio, y esto es lo último que puedes querer. Asegúrate de que el nombre de la empresa o el logotipo de la misma está expuesto de forma clara, así como lo que hace la empresa, a qué se dedica. Te sorprendería saber la cantidad de veces que esta información tan esencial es olvidada en el diseño de páginas web. Tus visitas se crearán una primera impresión en segundos, de ahí que sea tan importante que la información básica se comunique directamente.

Contenido conciso y preciso

Todo el contenido, todos los textos, de tu página web tienen que ser fáciles de leer, sencillos y atractivos. Comienza cada párrafo con un punto fuerte y directo, de manera que si las visitas escanean la página (recuerda que en internet el contenido normalmente no se lee, se escanea) puedan quedarse con lo esencial y lo más importante para la empresa. Utiliza guiones para listar la información. Usa negritas y subrayados para destacar las palabras y frases realmente esenciales y que no quieres que nadie que visite la página se pierda.

Navegación sencilla

Ubicar el menú de tu sitio web en la parte superior de la página es una gran decisión, ya que es donde tus visitas esperan encontrarlo, por lo que así les será más fácil y sencillo poderlo localizar. Mantener la navegación del mismo modo en cada una de las páginas del sitio será una ventaja a la hora de moverse por él. Tienes que facilitar ir a atrás en cada una de las páginas, a la página de inicio como mínimo, y hacerlo de forma simple y sencilla. Prueba a añadir un link hacia la página de inicio en el logotipo de la empresa o en su nombre, pues no hay nada más sencillo y sin duda los usuarios recurrirán ahí para volver atrás.

Enlaces rotos

No hay nada más molesto que hacer clic en un enlace y descubrir que no funciona. Esto da la impresión de que todo el sitio web está defectuoso y tiene fallos. Asegúrate de revisar el estado de tus enlaces, para ver que todos funcionan correctamente y apuntan hacia la página adecuada.

Espacios adecuados

Cuando dispongas tu contenido, tus textos, asegúrate de dejar el espacio adecuado entre cada párrafo y entre cada frase. Lo mismo se aplica en lo que a las imágenes se refiere. Las visitas de tu página, si encuentran textos e imágenes todas juntas y apiñadas, sin los espacios blancos adecuados y necesarios, se llevarán la sensación de que están en una página web poco profesional y que se ha diseñado deprisa y corriendo.

Imágenes relevantes

Todas las imágenes que incluyas en tu sitio deben ser relevantes al contenido al que van a acompañar. Las personas que visiten tu web pueden confundirse si la imagen ubicada junto a un texto sobre patatas, por ejemplo, muestra un cocodrilo… Una buena imagen acompañará y reforzará tu contenido y puede suponer una gran diferencia para que tus visitan comprendan y digieran mejor el contenido de tu sitio web.

Fuentes legibles y claras

Si de verdad quieres saber cómo diseñar una página web amigable, no puedes dejar de ocuparte de las fuentes de tu sitio. Evita usar fuentes que sean difíciles de leer. Muchos tipografías elaboradas pueden parecer atractivas, pero dificultarán la lectura, haciéndola compleja y pesada. Asegúrate de que la fuente es fácil de leer y de reconocer (si el usuario está habituado a esa fuente, leerla le será mucho más fácil).




BaseKit te enseña cómo diseñar una página web excepcional, para ti y para tus clientes. BaseKit hace simple la ‪creación de páginas web‬ profesionales y sin la necesidad de generar código o tener conocimientos técnicos.