La versatilidad de los ozonizadores nos soluciona la papeleta en el hogar al ahuyentar olores en armarios, despensas, cuartos de baño y en cualquier otra estancia de la casa.

Por: Natalia Villa

 La capacidad desodorizadora del ozono es consecuencia del denominado proceso de ozonólisis, que elimina los olores gracias a su poderosa acción microbicida.

Los generadores de ozono son dispositivos de uso sencillo y consumo mínimo, diseñados para quitar malos olores en multitud de espacios, superficies, atmósferas y también en el agua.

¿Pero, cómo lo hacen? El ozono obra este pequeño-gran milagro en cuestión de minutos, pero no hay nada de magia en ello. Una explicación científica muy breve nos diría que se trata de un gas natural altamente reactivo y que su capacidad oxidante esteriliza y elimina los malos olores al descomponer las moléculas que los producen.

Su capacidad para destruir materia orgánica e inorgánica dañina es puntual, por lo que debemos aplicarlo en el mismo momento de su producción, siendo necesario disponer de dispositivos in situ. De media, el ozono no actúa más de 25minutos después de disolverse en aire o agua, por lo que se necesita una acción continuada.

La versatilidad de los ozonizadores nos soluciona la papeleta en el hogar al ahuyentar olores en armarios, despensas, cuartos de baño y en cualquier otra estancia de la casa. También elimina malos olores en alimentos, objetos, ropa, vajilla o en cualquier otro lugar donde lo apliquemos. El resultado será una desinfección total y un olor neutro, que deja todo el protagonismo a los olores propios de cada objeto, alimento, prenda, ambiente o del mismo agua.

En aplicaciones industriales o profesionales (oficinas, espacios públicos, entre ellos el sector Horeca), el ozono también cumple un papel clave si queremos eliminar olores y desinfectar. Su aplicación se realiza a través de equipos diseñados para el uso específico, que puede ir desde la purificación del aire en un camión, taxi o autobús, hasta el control de ambientes en cocinas o salas de clientes en restaurantes o bares, hasta la potabilización de aguas o, entre otros muchos ejemplos, la conservación de alimentos.

Y, por supuesto, los mejores resultados del tratamiento con ozono se consiguen si acompañamos el uso de ozonizadores con una correcta y regular limpieza, ventilación, mejor si lo unimos a un consumo y estilo de vida ecoamigables.
Si quieres conseguir una alimentación sana en tu hogar, te animamos a que visites la tienda online especializada en ozonizadores domésticos.