Asi como la penetración de la red en la vida cotidiana de las comunidades latinoamericanas le ha trasladado infinidad de beneficios culturales y económicos, las comunidades tienen la tendencia a trasladar sus propios males a la red, por lo que surge como un monstruo las estafas via Internet.

Aunque la palabra "merketero" no ha sido formalmente aceptada por la real academia, es comúnmente aceptada entre las personas que hacen vida comercial vía Internet y la palabra "matraquero" surge del gentilicio venezolano para calificar a las personas que mediante ardides, argucias o artimañas logran sustraerle dinero a otra persona en o vía Internet.

Serían los términos adecuados "merketeros versus matraqueros" para referirse a los Emprendedores y a los individuos que han surgido en la red, como una creciente ola, cometiendo delitos no calificados como tal.

Cada vez más incautos son reclutados en una especie de cadena, al parecer interminable, donde unos enseñan a otros a inducir a la gente, ilusionándolas con hacerlas millonarias como por arte de magia, de la noche a la mañana.

Esto, unido a las innumerables formas de plagiar tarjetas de crédito han trasladado a Internet todas las aberrantes formas de hurto, robo en fin estafas de la vida cotidiana en las grandes ciudades. Me parece necesario encontrar la forma adecuada de iniciar una campaña de alertas en este sentido de modo de erradicar o por lo menos minimizar la acción estos falsos emprendedores que lo que realmente causan es un grave perjuicio a los reales merketeros que trabajan en el día a día de Internet ofreciendo un producto o servicio a la comunidad en un área profesional especifica.

La verdad es que cada día son más las personas que sin tener nada que ofrecer a su comunidad nacional y mucho menos a la internacional abren una página web o sin ella ingresan en este medio a tratar de engañar a la gente en base de promesas y premios que jamás serán alcanzados. La gente pagará por cosas intangibles y serán enrolados en un sistema que le permita inducir a otros, de modo que, al igual que ellos se dediquen a crear un sitio Web desde el cual enrolar a otros en el mismo sistema.

Los Emprendedores reales debemos iniciar una campaña de alertas para erradicar algunas formas de estafas en Internet, labor que percibimos como un imposible de lograr pero con el esfuerzo de todos quizás logremos minimizar este flagelo. 

Ernesto Underwood Montud.
Me gustaria hecerles llegar una propuesta que puede ser enriquecida por otras ideas de como manejar esta situación. Si usted no tiene un sitio web que preste un servicio real, tangible, por favor no participe.
Diríjase a: http://www.palimpalem.com/7/javicomputer