Por: Leticia Madrid

 Son muchas las familias que necesitan ayuda de especialistas para solucionar los problemas que tienen, y es que muchas veces los padres no están del todo preparados o capacitados para comprender a sus hijos. Hay cantidad de niños caprichosos que hay que controlarles desde que son pequeños, pero que si les das todo desde un principio luego resulta muy difícil quitárselo de golpe.
Por otro lado, cuando los niños van creciendo y haciéndose adolescentes, los padres deben de dejarles espacio e independencia, pero a la vez estar al tanto de lo que les ocurre y no dejarles que hagan lo que quieran. No pueden controlar con quien se van, quiénes son sus amigos, si tienen novio o novia, pero si desde siempre han tenido una relación cercana, no hará falta que investiguen sobre su vida sino que ellos mismos se lo contarán a sus padres de manera abierta y natural.
En definitiva ser padre es algo muy complicado y muchas veces se necesita un poco de ayuda. Existe un centro de mediación familiar en Madrid, donde acuden muchas familias en busca de consejos. Se recomienda que hagan actividades juntos para fomentar la complicidad, la confianza y fortalecer las relaciones. Es necesario que todos los miembros de una familia se sientan pertenecientes al mismo grupo, que todos son necesarios para que haya un ambiente de armonía, ya que en cuanto uno esta triste, enfadado o ausente, eso afecta al resto del grupo.
Es complicado aceptar que existen problemas en una familia, pero el primer paso es aceptarlo para intentar resolverlos. Por esto existen centros de ayuda, para que se intenten comprender entre todos los miembros de la familia, que todos intenten ponerse en la piel del otro y de esa forma intentar que no existan tantos problemas, que no se sea tan exigente con la otra persona, y se entiendan las reacciones. Lo principal es conocer al otro, su personalidad, su entorno, y entonces se entenderán sus actos.

eleapsicopedagogia.es/atencion-psicologica/mediacion-familiar/