Existen algunos síntomas frecuentes de celiaquia que presentan los niños y los adultos. Algunos de ellos son: diarrea, dolor abdominal, indigestión, pérdida de peso, anemia, fatiga, crecimiento lento y distensión abdominal.

Por: Felipe Pinia

 Existen algunos síntomas frecuentes de celiaquia que presentan los niños y los adultos. Algunos de ellos son: diarrea, dolor abdominal, indigestión, pérdida de peso, anemia, fatiga, crecimiento lento y distensión abdominal. No es necesario que estén todos presentes para configurar una enfermedad celíaca (celiaquia). También existen algunos síntomas silenciosos de la celiaquiacaracterizados por infertilidad, cefaleas, dolores óseos, hematomas, úlceras de boca entre otros.

La enfermedad celíaca es un trastorno heredado en el cual las personas presentan una reacción contra el gluten contenido en los alimentos. Esta reacción anormal del cuerpo ataca la superficie del intestino produciendo lesiones a ese nivel.

Existen técnicas para su diagnóstico temprano, incluso un estudio genético en recién nacidos para comenzar un tratamiento adecuado. Eliminando los alimentos que contengan gluten (trigo, cebada, avena y centeno) las lesiones intestinales mejoran así como los síntomas. Por este motivo un adecuado etiquetado de los alimentos facilita la elección de los productos indicados por parte de las personas celíacas, la reglamentación en este aspecto varia en cada país. Las personas celíacas que sepan de su enfermedad, se controlen y realicen un tratamiento correcto pueden lograr una excelente calidad de vida.

Más información en salud.es
Fuente: salud.es