Enviar paquete puede ser una solución fácil y rápida cuando vives en el extranjero y tienes a tu familia lejos, sobre todo en épocas como Navidad.

Por: María Gómez

Me parece que este año será el primero en el que no pase las Navidades en casa y con mi familia. Me siento extraño por ello, sobre todo porque soy de esas personas que se llevan bien con los suyos. Además, me encantan esas fechas, y siempre soy el primero que está dispuesto a organizar cenas, comprar comida y, cómo no, regalos. De hecho, me atrevería a decir que es mi época favorita del año, porque no soporto el calor y el verano carece de esa magia que, digo yo, experimento siempre en diciembre porque mi infancia fue feliz. Al fin y al cabo, los Reyes Magos caen bien a todos los niños.


Mi madre está muy disgustada, claro, y eso no hace más fácil que tenga que quedarme sin ir a verlos este año. ¿Y qué puedo hacer yo? Mi trabajo es así de imprevisible y quieren que me quede. Bastante me disgusta ya. En fin, para que se les pase la tristeza, y a mí un poco también, he decidido enviarles una caja con dulces y otros productos gastronómicos navideños. Lo único que tengo que hacer es informarme bien sobre cómo se hace eso de enviar un paquete, porque no se lo van a creer, pero nunca he enviado ninguno. No sé, nunca he tenido la necesidad.


Por suerte, parece ser que enviar paquete a Bilbao es fácil y económico. Menos mal, porque, según lo que he visto en la página web del servicio de mensajería que voy a utilizar, los envíos internacionales son más caros. Aunque tampoco mucho más, no se crean; jamás imaginé que fuera tan económico enviar paquete a La India. Me estoy desviando del tema. El caso es que espero que la caja guste a mi familia, además de todos los regalos que les mando. Y a ver qué me envían ellos a mí.

Y tú, ¿has probado con enviar paquete a La India?