Escapadas Románticas a Almansa, para Renovar la Pasión

En la provincia de Albacete, en el extremo sureste de España, florece la ciudad de Almansa, parte de la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha. Esta ciudad se presta maravillosamente para realizar escapadas románticas, pues ofrece un sinnúmero de lugares de gran interés y belleza para visitar, y disfrutar de una comunidad amable y sumamente pintoresca.

La ciudad se ubica en una suerte de planicie a unos 700 m sobre el nivel del mar, y se encuentra rodeada de elevaciones, que le dan una imagen tan especial. Las montañas que se ciñen sobre la ciudad dejan lugar para la formación de una especie de corredores o pasos naturales llamados corredor de Almansa. Históricamente, por varios siglos la zona estuvo poblada mucho antes de que aparecieran los romanos. La causa de la elección de este paraje como punto neurálgico de la región se debe a la facilidad de las comunicaciones naturales que la particular orografía local brinda. En la zona se encuentran unas pinturas rupestres (el Barranco de Cabezo Moro y Olula) que dan testimonio de esta época prehistórica. Se trata de unas bellas imágenes de cazadores, animales y mujeres que datan de 10,000 años de antigüedad. Estas pinturas rupestres fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1998.

Un punto que no escapa de la atención de ningún turista es el célebre castillo de Almansa. El visitante quedará impresionado al ver esta enorme mole recta levantarse sobre el horizonte, en el medio de la ciudad. Sucede que el mismo está construido sobre un promontorio rocoso llamado el Cerro del Águila, y domina con su presencia la geografía del lugar.

La Iglesia Arciprestal de la Asunción es otro lugar que merece ser visitado. Su construcción data del siglo XVI y fue pronunciado un monumento en el año 1983. La Iglesia del Convento de las Agustinas se sitúa sobre la parte trasera de la iglesia mencionada, datando su construcción del siglo XVIII. Sobre el mismo solar se ubica un convento de clausura del año 1609.

La belleza natural de los paisajes, y un aspecto de comarca rural que aún persiste en el siglo XXI convierten a Almansa en el lugar ideal para hacer senderismo, recorriendo sus suaves elevaciones, con la posibilidad de llevarse de recuerdo algunas imágenes memorables de la tranquilidad y la paz de la Sierra del Mugrón. Sin lugar a dudas, todas las condiciones están dadas para que quien decide realizar unas escapadas baratas a este interesante sitio se lleve consigo algo de la quietud y el reposo de Albacete.
Maria Candela Montenegro
Escapadas Románticas