Alrededor del ochenta por ciento de las personas sufre dolor de espalda en algún momento de su vida. Ese dolor puede agravase al dormir en una posición incorrecta, normalmente por tener un apoyo insuficiente en el colchón. Ese problema puede solucionarse al dormir en un colchón viscoelástico.

Por: Manuel García

¿Qué es un colchón de muelles y cuál es su origen?


Según nuestros datos, los colchones de muelles empezaron a usarse alrededor del periodo de la guerra civil en Estados Unidos. Antes de esa época la gente dormía sobre delgados colchones rellenos de paja o serrín. Entonces alguien tuvo la brillante idea de añadir muelles a esos colchones.


¿Por qué muelles?


Porque los muelles hacen retroceder el cuerpo y ofrecen un buen apoyo. Sólo hay un problema. Nuestro cuerpo no ejerce presión sobre el colchón de forma uniforme puesto que es más pesado en unas zonas y más ligero en otras. Si los muelles ofrecen el mismo soporte a todo el cuerpo por igual, entonces apoyarán las diferentes partes del cuerpo de forma diferente.


Esto se conoce como alivio de punto de presión. El cuerpo tiene unos cuantos puntos de presión naturales que requieren más soporte que otros cuando dormimos. Como puedes imaginar, la espalda es uno de esos puntos, ya que suele ser la zona del cuerpo donde solemos cargar más peso. Además es una zona donde existe una intrincada red de nervios, discos y huesos, lo que la convierte en una zona especialmente sensible.


Numerosos estudios han demostrado que conseguir un apoyo adecuado con un colchón de muelles es casi imposible. El hecho de que nuestro cuerpo no ejerce una presión de forma uniforme provoca que los puntos de presión naturales se encuentren apoyados de una forma incorrecta en esos colchones. Esto produce a menudo el estar dando muchas vueltas por la noche, mala circulación y una noche de pésimo descanso. Insomnio, dolores y un empeoramiento de lesiones existentes son síntomas comunes de un pobre soporte del colchón. Y eso es sólo si el colchón es nuevo.


Debido a que los muelles están hechos de metal flexible, con el tiempo se van desgastando. Es habitual que los muelles que soportan el mayor peso sean los que primero se deterioran. Se dice que los colchones de muelles pierden el 16% de su capacidad de apoyo sólo en su primer año de vida. Esto no es bueno para personas con dolores crónicos de espalda.


¿Qué es espuma de con efecto memoria o espuma viscoelástica?


La espuma de efecto memoria tiene su origen en 1966, cuando fue desarrollada por la NASA como un sistema para mejorar la seguridad del acolchado de las aeronaves. Posteriormente este producto fue introducido por la industria de los colchones a principios de los años 90. Al principio este tipo de colchones se empezó a utilizar en hospitales, para pacientes que debían de pasar largos periodos de tiempo postrados en una cama.


Estos pacientes a menudo desarrollaban úlceras dolorosas provocadas por la mala circulación. Esto nunca sucedía cuando el paciente estaba sobre colchones viscoelásticos. Más adelante estos colchones de espuma con efecto memoria ya fueron introducidos para el público en general.


Ventajas


La idea detrás de la espuma con efecto memoria es bastante básica. Esta espuma se amolda al cuerpo de la persona y proporciona más soporte donde más se necesita. Como resultado, estos colchones distribuyen el peso del cuerpo de manera uniforme, mucho mejor que los colchones de muelles. Se han hecho estudios que demuestran que las personas que utilizan colchones viscoelásticos dan menos vueltas y por consiguiente pueden descansar mejor. Otra gran ventaja es que duran mucho más que los colchones de muelles ya que permanecen en buen estado durante mucho tiempo.


Inconvenientes


Ningún producto es perfecto. La mayor queja de los propietarios de colchones viscoelásticos es que son bastante sensibles a la temperatura. Cuanto más fría es la habitación más tiempo tardará el colchón en ajustarse al peso corporal. La buena noticia es que durante los meses que hace calor estos colchones son bastante más suaves y se amoldan al cuerpo en cuestión de segundos, proporcionando todo el soporte necesario.


También debemos mencionar que estos colchones son bastante caros. Debido a la calidad de los materiales y la investigación necesaria para crear una experiencia de superior, estos colchones a menudo cuestan más del doble que los colchones de muelles normales.

Si has estado experimentando dolores de espalda después de dormir o has tenido alguno de los problemas comentados arriba, tal vez sea hora de que te compres un buen colchón viscoelástico para que puedas conseguir la calidad de descanso que mereces.